15 originales cosas que ver en Brujas para un viaje redondo

Después de mi viaje a esta maravillosa ciudad, era imprescindible haceros fácil el qué ver en Brujas, porque quiero que disfrutéis de esta “escapadita de relax” que muchas veces se busca. Cuando me hablan de Brujas, me viene a la cabeza “una escapada perfecta”. Esta ciudad tiene el tamaño ideal para que en poco tiempo pueda disfrutarse de ella fácilmente 😉 Y tal vez esa es una de las razones por las que Brujas es una de las ciudades más admiradas y visitadas de Bélgica por viajeros de todo el mundo.

Diario de un Mentiroso y la guía de qué ver en Brujas

Brujas es conocida como “la Venecia del Norte”, junto con Amsterdam y San Petersburgo. ¡Hay una cantidad de canales increíbles! Su nombre en holandés es “bruges”, que significa puente. Gracias a la entrada del mar en la tierra en esta zona, llamada por los locales “La Ensenada de Oro”, la ciudad se convirtió en la capital de Flandes alrededor del siglo XII, porque era importante para el comercio local. El taco gordo llegó antes del siglo XV donde fue una ciudad de oportunidades y de dinero, y se estableció la primera bolsa, el “Bourse”, el mercado de dinero más sofisticado de los países bajos de la época.

Brujas, desde el Muelle del Rosario

Es una ciudad que se mantuvo intacta durante varias guerras a pesar de su ocupación por los alemanes en la primera y la segunda Guerra Mundial. Y además, jugó un papel importante en la evolución de la técnica de la pintura a nivel mundial. Muchas cosas interesantes en una ciudad tan pequeña, ¿verdad? 😉

Mejores lugares que ver en Brujas

En una guía de Brujas no pueden faltar estos datos, ya que así podréis apreciar qué la hace tan especial. A continuación, os voy a enumerar todos los lugares que visitar en Brujas imprescindibles para que no os falte ninguno de los rincones más bonitos ni los lugares más emblemáticos de esta ciudad patrimonio del UNESCO. Pillad papel y boli, ¡allá vamos!

1. El Muelle del Rosario

Creo que este muelle es de los lugares más bonitos que ver en Brujas. Aquí tenéis la postal de la ciudad. La foto. El selfie de oro. La imagen ansiada para vuestro mueble bar donde entenderéis por qué a Brujas se la conoce como Venecia del Norte. El agua es tranquila y el sonido de los pájaros sintoniza con su belleza. Fijaos qué maravilla… 🙂

Muelle del Rosario, en Brujas

El campanario se asoma por detrás de viejos tejados de edificios góticos que bordean el canal, dándole un toque más distintivo y haciendo que tus ojos bailen de derecha a izquierda sin cansarte de lo que ves.

2. Katelijnestraat

En esta calle hemos disfrutado un montón. Podría decir que aún hay baba nuestra en cada ventanal de las tiendas de chocolate y dulces 😀

Frente a un escaparate de bombones de chocolate en Brujas

Y por si eso fuera poco, las vistas desde el puente que hay en esta calle son chulísimas con ventanas de colores cálidos y fachadas de ladrillo de estilo medieval. De hecho, nos gustó tanto que hemos terminado por guardar la ubicación exacta de este sitio en el mapa de mejores cosas que ver en Brujas que tenéis al final del post.

En el puente de la calle Katelijnestraat

Digamos que en esta calle tendréis una sobredosis de tentaciones caminando por aquí entre tanto dulce, chocolate, cervezas, gofres, etc… ¡hasta diamantes! Os recomiendo que entréis en la tienda de chucherías artesanales, que además tienen una demostración de la elaboración de sus productos dentro de la tienda, se llama Zuchero, huele súper rico, huele a infancia, huele a felicidad 😀

Zuchero, tienda de chucherías artesanales

Y para terminar, en esta misma calle hay otro sitio que debéis visitar. Se llama Chocolaterie De Proeverie. Fuimos a desayunar allí. Es un lugar muy acogedor, con chimenea, colores tranquilos y los mejores dulces. Pero si destaca por algo es por sus chocolates artesanales que elaboran en su tienda que encontraréis en la acera de enfrente: Chocolaterie Sukerbuyc. Por eso, lo mejor es tomarse un chocolate caliente (que ya veréis que es toda una experiencia), y si os gusta, y queréis llevar chocolates belgas como souvenir, pasáis por su tienda. Recordad llevar cash a este local porque no aceptan tarjetas de crédito 😉

Chocolaterie De Proeverie en Brujas

Pasead por esta calle, explorad las demás tiendas, que además de chocolates y chocolaterías, hay tiendas de textiles, joyerías, souvenirs y sets de té con teteras súper chulas.

Escaparate de las tiendas de Brujas con pequeños objetos y cojines bordados

Disfrutad de los sets de decoración en los ventanales de cada tienda y jugad al arte del “Window Shopping” porque parece que se creó en Brujas y que en habla-inglesa viene a ser algo así como “ir de compras” pero sin la intención de comprar nada 😀 ¡Jajaja!

3. Iglesia de nuestra Señora

Esta es la iglesia más famosa de Brujas. Su torre tiene más de 122m de altura siendo la construcción más alta de la ciudad y la segunda torre de ladrillo más alta del mundo después de la de la iglesia de San Martín en Alemania. Como dicen en mi barrio: “cágate lorito” 😀

Iglesa de Nuestra Señora

Allí se encuentra la estatua de mármol esculpida por Miguel Ángel conocida como la Madonna de Brujas. Esta estatua fue robada en dos ocasiones. Una primera por los franceses y otra por los Nazis, pero por suerte, se recuperó y se encuentra de nuevo en la ciudad siendo uno de los imprescindibles que ver en Brujas. La entrada a la iglesia es gratis, pero para acceder a la zona de la estatua hay que pagar 4 leuros por persona.

4. Puente de Bonifacio

Uno de los sitios bonitos que visitar en Brujas está justo detrás de la catedral, donde encontraréis un puente que seguro habréis visto en muchísimas postales de Brujas. Es un puente que muchos consideran como muy antiguo pero que aunque parezca mentira fue construido en el siglo XX. La ubicación del puente no parece casual. Parece situado estratégicamente para darle un toque de romanticismo increíble a esta zona tan bonita de la ciudad.

Puente de Bonifacio en Brujas

Lo que lo hace tan digno de visitar es su entorno tan cautivador; el parque Arentshof por un lado y el campanario de la Iglesia de Nuestra Señora por el otro. Quedaos un ratito a disfrutar de las vistas de 360 grados tan bonitas que tiene este lugar, del sonido de los pájaros, el paseo de los excursionistas de barco que pasan por debajo y del trote de los caballos arrastrando carruajes.

5. Ark Van Zarren

Muchas veces encontramos tesoros detrás de puertas que jamás nos habrían dado pistas de lo que encerraban, y así fue como encontramos Ark Van Zarren, una tienda que es un tesoro. Para mi gusto de los mejores sitios que ver en Brujas, y sino, fijaos…

Ark Van Zarren

Esta tienda nos conquistó totalmente. Entrar allí fue como entrar en un cuento de princesas. Es una tienda de decoración chulísima que gustará a los amantes de la decoración y deleitará todos sentidos. Aquí encontraréis todo lo que esperáis encontrar en una casa de muñecas pero en tamaño real. Ya sean objetos de decoración y antigüedades, cosas para la cocina, el baño, el salón, el dormitorio o hasta ropa vintage, cojines y textiles, ¡todo lo encontraréis allí!

Interior de la tienda Ark Van Zarren en Brujas

Si veis algo que os guste mucho pero que no os podáis llevar en ese momento, tirad una foto, pedidle el correo al vendedor y cuando estéis en casa le mandáis un correo, os dirá cuanto cuesta el envío más el precio del producto y… ¡voilá!, tendréis una parte preciosa de Brujas en vuestro kelo.

6. Plaza Burg

Esta es una de las dos plazas principales de la ciudad y por ende de las cosas más importantes que ver en Brujas. Antes de convertirse en una plaza para uso civil y religioso fue una fortificación. Aquí encontréis mucha vida y muchas cosas que hacer.

Plaza del Burg en Brujas

Si tomáis como punto de partida el Muelle del Rosario y camináis en dirección hacia la Burg Square os encontraréis con un callejoncito donde destaca un espectacular arco que forma parte del Palacio de Justicia de Brujas. ¡Parece un puente que conecta éste con el ayuntamiento! Lo considero como una especie de bienvenida, o antesala de que lo que vais a ver posteriormente es muy potente 😉

Arco de entrada a plaza del Burg, de los sitios más importantes que ver en Brujas

La Plaza Burg destaca por los contrastes de colores de las fachadas de sus importantes edificios. El Brugse Vrije (Palacio de Justicia) con su fachada blanca y elementos ornamentales dorados; el Stadhuis o el Ayuntamiento de Brujas (el Gotische Zaal) con su fachada llena de detalles de historia en grises y dorados; y la Basílica de la Sangre de Brujas donde se dice que hay una reliquia con lo que supuestamente es la sangre de Jesús. Y digo “supuestamente” porque ya se sabe que con estas cosas… pero bueno, eso es lo que dicen.

Brugse Vrije, el palacio de justicia de Brujas

Una buena idea en Brujas, y más concretamente para esta plaza, sería contratar un guía o un free tour porque hay muchísimos detalles que merecen ser explicados sobre la plaza y las fachadas de sus edificios. Y por supuesto, no podéis abandonar esta plaza sin pasaros por el Ter Steeghere, un callejón de tiendecitas y cafés deliciosos…

Ter Steeghere

Donde además de hacer un kit-kat, tenéis una de las tiendas más auténticas y famosas de Brujas por sus chocolates artesanales: la Chocolaterie De Burg. Mirad qué pintaca, ¡y mejor olía!

Chocolaterie De Burg

Ojo! Memorizad bien este escudo que os pongo a continuación:

Escudo de Brujas para chocolates artesanales

En la puerta de muchas chocolaterías encontraréis esta insignia oficial que viene a decir al visitante que en este establecimiento se venden chocolates belgas 100% artesanales y no “made in china” 😀

7. Grote Markt o Plaza Mayor de Brujas

La Grote Markt es la plaza principal de la ciudad que junto con la plaza del Burg conforma uno de los sitios imprescindibles que ver en Brujas. ¡Es imposible irse de Brujas sin verla! Sin duda es de las plazas más bonitas que he visitado en Europa.

Grote Markt

Todas las fachadas están bien cuidadas, son súper bonitas y parecen de juguete, con esos colores, formas y tejados.

Una de las plazas que visitar en Brujas, Grote Markt

El ambiente en esta plaza es genial, entre restaurantes “de exposición”, carruajes de caballos y bicicletas yendo y viniendo… ¡vaya buen rollo!

Plaza Mayor de Brujas

Y por si esto fuera poco, también está el campanario o Belfort de Brujas tocando música clásica para avivar aún más el ambiente. Allí frente al campanario hay varios puestecillos de comida y dulces belgas para llevar también.

Grote Markt con el campanario de Belfort al fondo

De allí salen calles llenas de tiendas de moda pero también de restaurantes y cafés chulos. Os mencionaré dos de estas calles porque tienen vistas muy bonitas de la Catedral de Brujas al fondo.

Calle Markt, una de las calles que ver en Brujas, con la Catedral al fondo

La primera es la calle Markt, donde están las tiendas de ropa más famosas y un McDonald’s contruido en el interior de un edificio clásico donde han respetado el interior y todo 😀 ¡Aún conserva las vigas de madera en el techo!

Calle Markt de Brujas

Y la segunda calle es la Sint-Jakobsstraat que tiene tiendas, pero sobre todo restaurantes con fachadas muy atractivas y cafés chulos como al que fuimos nosotros: el Espressobar I Love Coffee. Súper recomendado 😉

Sint-Jakobsstraat, de las calles más bonitas que ver en Brujas

Pasar tiempo en esta plaza y los alrededores es muy divertido. Mires donde mires en esta plaza hay postales que bajo la música clásica del campanario, el ir de tiendecitas y sentarte a ver pasar la vida junto a un buen chocolate… ¿qué más se puede pedir? 🙂

8. Belfort o el Campanario de Brujas

El campanario de Belfort parece omnipresente en la cuidad. Parece completar cada postal de la ciudad. Es muy guay ver cómo se asoma por detrás de los edificios en muchos rincones bonitos de la ciudad. Así ocurre en el muelle del rosario, la Plaza de Burg y desde muchísimos puntos de la ciudad.

Panorámica del campanario de Brujas desde el muelle del Rosario

Según llegas el interior es espectacular. Encontraréis un patio interior donde sentaros a disfrutar de las campanadas de media noche es algo sin igual…

Campanario Belfort de noche en Brujas

La subida a la torre se las trae. Ya os aviso. Prepararos para dejaros los gemelos y parte de los higadillos, páncreas y medio lumbago tras subir los 366 escalones que hasta llegar a los 83 metros de altura que tiene el campanario…

Interior del campanario de Belfort

A medio camino hay “paradas intermedias”. Donde podréis ver entre otros al hombre que toca el órgano con piezas clásicas…

Organista del campanario de Brujas en Bélgica

La visita al campanario he de reconocer que me la pensé 3 veces. Pese a que la habíamos visto en la lista de lugares que ver en Brujas de la mayoría de guías de viajes, aquí al menda lerenda le costó soltar os 12 eurazos que vale subir… sin embargo, qué narices, me vine arriba (nunca mejor dicho), subí y finalmente, mereció la pena. Fijaos…

Vistas desde el campanario de Brujas con la Catedral y la calle Markt

Centenares de tejaditos de colores iluminados por el sol, callejuelas con carruajes arriba y abajo, el ir y venir de las bicis…

Vistas desde el campanario de Brujas

¡Y todo a vista de pájaro! Personalmente, después de apoquinar los 12€ no esperaba mucho. De hecho me costó decidirme pero si el día es claro, no llueve y tenéis la oportunidad de subir… yo lo haría 😉

9. Rozenhoedkaai

El Muelle del Rosario en holandés es Rozenhoedkaai. Y ahora dirás: «Pero vamos a ver Miguel, si ya nos has hablado al principio de él, ¿otra vez?». Y mi respuesta no puede ser más contundente: «» 😀 Y es que, para mi este lugar tiene dos caras según si lo visitas de noche o de día.

Rozenhoedkaai en Brujas

Dos caras que si lo comparáis a como es este sitio de día o de noche son completamente diferentes. La magia de este lugar, en la noche, con la quietud del agua y el tintineo de sus orillas es algo realmente mágico.

Muelle del Rosario de Brujas de noche

Hay lugares en el mundo que de día son una cosa y de noche y otra como si de dos lugares distintos se tratase y es por eso que en este listado de sitios importantes que ver en Brujas he querido incluir bautizar a este lugar como Rozenhoedkaai para la noche y Muelle del Rosario para el día 🙂

10. Het Brugs Theehuis

Cuando íbamos caminando de vuelta hacia nuestro apartamento, nos topamos con una vitrina llena de teteras de porcelana chulísimas: la tienda Het Brugs Theehuis. Todas las teteras tenían formas varias, desde Disney hasta objetos de cocina retro como pequeñas estanterías y objetos surrealistas. Pero insisto, ¡todo eran teteras! 😀 Y nada de teteras decorativas. El dueño fue claro: «¡Por supuesto!, están hechas para ser usadas».

Het Brugs Theehuis

La pasión por el té y las infusiones alcanza límites insospechados 😀 Y eso trae consigo un amor eterno a todo lo relacionado con las tazas de té y teteras. Y en este caso me refiero a teteras de toda la vida. De las clásicas teteras inglesas hasta las japonesas pequeñas en las que caben 0.1 ml de agua 😀 Pero de ahí a encontrarte auténticas obras de arte hechas teteras… ¡y que encima pueden usarse perfectamente para servir el té!, ¡eso nadie lo hubiera esperado!

En la tienda de té más alucinante del mundo

De hecho, el dueño del negocio sabe que su tienda es única. Él mismo nos lo dijo así cuando dudábamos en comprar una tetera: «It’s the moment of your life, this is the place, now or never» 😀 El tio lo sabe. No hay nada igual en todo el mundo. Un mix perfecto entre el talento local de los artistas que confeccionan estas teteras, los tés y las infusiones orgánicas que se producen en Bélgica como atracción turística.

Teteras de porcelana en Brujas

Estoy seguro que no esperabáis ver esta tiendecita alucinante cuando buscasteis ¿qué cosas ver en Brujas?, ¿verdad? 😀 ¡Nosotros tampoco! Y de hecho no lo vimos en Internet, pero estos detalles sorprendentes en los viajes hacen que el trote en las ciudades pequeñas sea una aventura 🙂

¡Lugares imprescindibles que ver en Brujas!

En este vídeo os muestro un poquito el resumen de cómo fue mi viaje por Brujas. Espero que os guste. Os muestro desde cómo fue nuestro alojamiento en Brujas a los entresijos de muchos de los lugares que visitamos 😉

11. Canales de Brujas

Como ya os he dicho, a Brujas se la considera una de las Venecias del Norte debido a sus canales, de modo que otra de las cosas que visitar en Brujas que no cabe la menor duda que debéis hacer es pasear sin rumbo, siguiendo los canales de la ciudad, es un clásico precioso, y hasta romántico, que no te puede faltar. La zona del Hospital de San Juan, por ejemplo, es muy bonita para empezar una rua por los canales.

Hospital de San Juan en Brujas

Durante el día, los canales son deliciosos. Disfrutar del agua, las plantas que los rodean y las fachadas medievales iluminadas por el sol es un gustazo.

Canales de Brujas

Pero de noche, es un plan estupendo porque la iluminación de la ciudad le da un toque mágico, además de gótico y misterioso, como sucede en el callejón de la calle Wollstraat.

Los canales iluminados, una de las cosas que ver en Brujas

Nosotros además tuvimos la suerte de tener una noche entre neblinas. Si os sucede, no os quedéis en casa. ¡Salid por la noche a pasear! Hacedlo porque es algo que verdaderamente vale la pena vivir.

Brujas, la Venecia del Norte

Y ya si queréis ver los canales desde otra perspectiva, podéis hacer excursiones en barco por Brujas. Al final del post os dejo un mapa que incluye el sitio exacto desde donde salen los barcos 😉 No tiene perdida.

12. Begijnhof

Si entras en este sitio y no sabes qué es, es muy probable ignores su historia pero desde ya os digo que es una de las cosas que ver en Brujas más interesantes que hay por su historia y tanto es así que en el año 1998 fue considerado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por su belleza e historia.

Begijnhof, un imprescindible que visitar en Brujas

Aquí era donde vivían las “beguinas de Brujas”. Estas mujeres eran huérfanas, hijas o hermanas de cruzados que no volvían de las guerras. A finales del siglo XII todas estas mujeres se fueron a vivir a la que entonces se conocía como “la Viña”, y alejadas del matrimonio y la religiosidad, tomaron independencia de la dominación masculina de aquella época viviendo entre estas paredes cuidando a enfermos y dedicándose a trabajar la lana con la que harían los famosos encajes de Brujas.

Diario de un Mentiroso en Begijnhof, Brujas

En él hay una treintena de casas y la Iglesia de Sta. Isabel. Todo a modo “mini ciudad”. Lo que en su día fueron unas casitas apartadas de Brujas, poco a poco fueron convirtiéndose en una ciudad dentro de otra ciudad. De hecho es una especie de mini pueblito.

Interior de Begijnhof

Cada vez que veáis una tienda de textiles y bordados, recordad a estas mujeres, que de alguna manera representaron el “feminismo” de la época.

13. Lake of Love, Minnewaterpark

La verdad es que no esperábamos que nos gustara tanto este parque. Íbamos sin expectativas pero acabó siendo una sorpresa. La palabra “Minne” en Minnewaterpark significa “Amor” en holandés, de modo que el significado global viene a ser algo así como el parque del agua y el amor, donde puentecitos de piedra, multitud de cisnes y preciosos árboles, son la guinda del pastel a uno de los sitios más bonitos de Brujas.

Minnewaterpark en Brujas uno de los parques más bonitos que visitar en Brujas

A este lugar también se le conoce como Lake of Love, y se debe a la historia de Minna y su enamorado Stromberg, que resultó ser una leyenda que constata que las parejas que cruzan el puente de Minnewater tendrán un amor eterno. Esta leyenda cuenta que Minna se escapó de su padre, quién no aprobaba su relación con Stromberg.

Alrededores del parque Minnewater, de los lugares imprescindibles que ver en Brujas

Minna se fue al bosque a esperar a su enamorado. Pero cuando Stomberg llegó, la encontró muerta. Él decidió enterrar el cuerpo en el sitio donde hoy está el puente. En ese mismo lugar, construyó una cabaña, junto a la cual hizo un dique donde por aquel entonces pasaba el rio Leie, y que a causa de esto, un lago se originó: el actual lago de Minne o Lago del Amor.

Puente del lago Minnewater

A lo mejor a mucha gente le parece una pérdida de tiempo el hecho de caminar por un parque cuando se está visitando una ciudad europea con mucha cultura, arquitectura e historia como Brujas. Pero si algo he aprendido de viajar, es que dedicar tiempo a la naturaleza durante el viaje es algo esencial. Y Minnewaterpark es ideal para esto. ¡Sin duda de los parques más bonitos que ver en Brujas. Lugares como este te resetean, te recargan de energía y te enseña a disfrutar de las cosas sutiles y aparentemente pequeñas.

Minnewaterpark

Camina por el parque, siéntate en sus bancos a comer un bocadillo, bebe un chocolate caliente para llevar y echa fotos 🙂 El paisaje era tan pintoresco que aunque tenía mi cámara, me hubiera gustado ser pintor y plasmar el romanticismo del paisaje sobre un lienzo o un papel. ¡Qué lugar tan bonito!, ¡no te lo pierdas!

14. Tour del Chocolate y la Cerveza

¿A quién se le ocurre venir a Brujas y no probar su chocolate belga o sus premiadísimas cervezas? A lo mejor a los pocos que no les gusta el chocolate o la cerveza 😀 Pero de los sitios que ver en Brujas con más visitas y que más disfrutan los visitantes son éstos donde se venden y elaboran chocolate y cerveza belgas.

Tour de la Cerveza y el chocolate por Brujas

El tour que os adjunto es de dos horas, en las cuales vais a visitar los establecimientos de chocolate y cerveza más emblemáticos de Brujas. Aprenderéis directamente de los expertos de chocolate, cómo se elaboran los bombones y probaréis el sabor de un auténtico chocolate artesanal belga para que nadie te engañe con uno industrial 😉 Después de este tour no querrás probar Bollycaos.

Chocolate belga artesano

También visitaréis una de las cervecerías más románticas del mundo: la Bourgogne de Flanders. Es una cervecería que parece un castillo cuya ubicación está en las orillas de un canal. Aprenderéis paso a paso cómo se produce la cerveza, disfrutaréis un ambiente de auténtica cervecería belga y todo esto mientras disfrutáis de una cata en una terraza con vistas a los canales 😀

15. Museo de las Patatas Fritas

¡El primer museo de patatas fritas en el mundo!, ¿Cómo no establecerlo en el país originario de las patatas fritas? Hacer esta visita es una de las mayores frikadas que podréis hacer en Europa pero es una experiencia bastante irrepetible y curiosa. Porque además del tour sobre las patatas fritas, tendréis el privilegio de visitar el Saaihalle que es el edificio más antiguo de Brujas y que se localiza en la misma calle donde se inventó la bolsa.

Museo de las patatas fritas de Brujas

Junto con los gofres, los bombones y la cerveza, es una tradición comerte un cartuchito de patatas fritas en Brujas. Pero coronar esta tradición con visitar el Frietmuseum de Brujas aportará muchísimo a tus conocimientos sobre uno de los alimentos más conocidos y que más gusta en todo el planeta. Aprenderás todo desde el origen de las patatas hasta la elaboración de las patatas fritas y el uso de los diferentes condimentos que se utilizan a menudo en dicha elaboración. ¡Ñam, ñam…!

16. ¿Dónde comer en Brujas?

En Brujas hay restaurantes de todo tipo de cocinas del mundo y salones de té de lo más instagrameables, pero aquí os citaré dónde hemos ido nosotros ya que fueron lugares recomendados por los locales.

Mejillones con papatas fritas, la comida típica de Brujas

El primero de los sitios que visitamos fue La Taberna Strijders Huis. Un restaurante que está al lado del campanario de Brujas. Es de cocina belga y lo guay de este local es que no necesitas hacer reservas porque no está lleno de turistas como otros restaurantes porque es bastante grande. El trato es excelente y la comida súper rica. Nos pedimos los mejillones con una salsa de cerveza (más típico no puede ser) y un plato de Chicken Stew a la Gantoise que es un estofado tradicional del norte de Bélgica, que viene con zanahorias, puerros y papas, todo mezclado con una salsa de nata con hierbas, huevo y manteca 🙂

La Taberna Strijders Huis en Brujas

El siguiente sitio es una cafetería y su nombre es I Love Coffee 😉 Cuando preguntamos por un sitio para tomar café y chocolate caliente, este fue uno de los dos sitios recomendados por un local. Y no se equivocaba. Este bar hace todo con productos locales, tiene postres y bebidas y un ambiente muy tranquilo y chulo. Además te regalan un bombón en forma de una boca 😀

Cafetería I love Coffee en Brujas

Pedimos aquí un café latte y un mocha, que en lugar de echarle el chocolate en polvo de toda la vida que se echa al café, le echan chocolate belga derretido, dando como resultado un montón de grumitos de chocolate dentro de la bebida, ¡ñam….! Y por último, los gofres de Chez Albert: ¡los mejores de Bélgica!

Gofre con chocolate y fresas en Brujas

Este sitio sirve unos gofres exquisitos con toppings de todo tipo. Nosotros buscábamos un sitio de gofre para sentarnos, comerlo a gusto y tranquilos. Preguntamos y todas las recomendaciones apuntaban a este sitio. Y desde luego, no se equivocaban. Nuestra elección fue chocolate con fresas y otro con chocolate con leche.

Chez Albert, los mejores gofres de Brujas

Aquello fue un show porque para disfrutar al máximo de lo que hasta el día de hoy consideramos uno de los gofres más ricos que jamás hemos probado, tuvimos que embarrarnos de chocolate hasta los codos. No fue una elección, ¡fue casi una obligación! 😀 Y sin duda, dio lugar a uno de los momentos más graciosos de nuestro viaje, que para siempre asociaremos con los gofres de Brujas 🙂

Plaza Mayor de Brujas

Y hasta aquí nuestro viaje por Brujas. Espero haberos iluminado con este listado de lugares que visitar en Brujas. Ya veréis como esta ciudad tiene magia. Uno se siente bien en ella. Es acogedora, está cargada de rincones románticos, tiendecitas que no aparecen en guías que esperan ser descubiertas por ti y miradores entre callejones hacia algunos de los canales más bonitos de Europa 🙂

¿Dónde dormir bueno, bonito y barato en Brujas?

La oferta de alojamientos en Brujas es brutal. Opciones lowcost no hay muchas, sin embargo, nosotros triunfamos durmiendo en estos apartamentos que están a 2 minutos a pie del Muelle del Rosario y que encarecidamente os recomiendo.

Nuestro alojamiento barato en Brujas

El dueño es un tio súper servicial. Las habitaciones son de madera, súper limpias, tienen una buhardilla súper acogedora con café y té cortesía y todas las valoraciones son de sobresaliente en Booking. El nombre de los apartamentos es “The Abiente” y aquí os dejo el link del apartamento por si queréis echarle un vistazo.

Buhardilla de nuestro hotel en Brujas, el mejor sitio donde dormir

El alojamiento ofrece parking por un coste adicional, sin embargo, yo os recomiendo aparcar en la estación de trenes donde por 2,5€ al día podéis aparcar en un parking estupendo.

Mapa de estos lugares que ver en Brujas

A continuación os dejo un mapa donde podéis ubicar perfectamente todos los lugares que aparecen en este post al detalle. Si quisierais llevar ese mismo mapa en el móvil, 100% offline y gratis, me lo he currado para que lo llevéis en la app de Maps.me. Más abajo tenéis el enlace 😉

Consejos para viajar a Brujas

A continuación os voy a dejar con una serie de enlaces útiles por si queréis montar vuestro viaje a Brujas por libre. Con todo lo que os voy a dejar a continuación no deberíais tener ningún problema 😉

Y con todo esto, más todo el listado de cosas imprescindibles que ver en Brujas que ya lleváis con vosotros, sólo os deseo buen viaje y si os ha ido bien estaré encantado de leeros en mi cuenta de Instagram. ¡Buen viaje y cuidado con los gofres! 😀