Paseando la habitación del vértigo del Skydeck de Chicago

Un tipo con vértigo como yo, ¿en una habitación con el suelo de cristal suspendida a más de 400 metros de altura? Sí, como lo oís. Y, ¿dónde? Pues fue el pasado Invierno en el skydeck de la famosa Willis Tower de Chicago también conocida anteriormente como “Torres Sears”.

Willis Tower desde las calles de Chicago

Hasta hace muy poquito, la torre Sears poseía la corona como edificio más alto de los Estados Unidos pero recientemente este galardón le fue arrebatado por el nuevo World Trade Center de Nueva York. A mi modo de ver un galardón muy, muy injusto ya que la torre Sears es mucho más alta que un WTC al que se le ha contado la antena como parte del edificio.

Pero fuere como fuere, lo que mola es lo que en la Torre Sears hay, ¡la habitación de cristal!. Poder pasear por su habitación de cristal a más de 400 metros de altura fue uno de los principales motivos que me hicieron visitar Chicago, la ciudad de los Bulls e inicio de la ruta 66.

Entradas en mano, unos 18$, y tras pasar el rutinario control de seguridad y subir su kilométrico ascensor por fin llegamos hasta la planta 103.

Entradas al skydeck de la torre Willis de Chicago

Las vistas de Chicago desde allí arriba un alucine. No me extraña que la denominen la ciudad de los rascacielos. El mirador de la Willis Tower está considerado como uno de los miradores más espectaculares del mundo y... en fin, una imagen vale más que 1000 palabras.

Vistas de Chicago y el lago Michigan desde la torre Willis

Como sabéis, uno de los protagonistas de Chicago es el famoso “lago” Michigan y lo entrecomillo ya que como podéis ver tiene de lago lo que yo de cura. Con 190 kilómetros de anchura y 57.000 kilómetros cuadrados bien podría ser un mar! Y es que aunque no lo creais desde los 412 metros de altura desde donde nos encontrábamos no se veía el final!

Rascacielos desde la Willis Tower de Chicago y el lago Michigan al fondo

Imaginad eso. Un mar sin olas. Eso es el lago Michigan. Uno de los cinco grandes lagos de Norteamérica. Maravilloso.

Tras flipar un rato con las vistas del gigantesco lago rápidamente empecé a buscar el famoso skydeck. ¡La habitación de cristal con suelo transparente! Aún no sabía muy bien como un tipo con vértigo como yo iba a reaccionar pero ahí que me decidí a probar.

Pies sobre suelo de cristal en el Skydeck de Chicago

Había unas 3 habitaciones de cristal. Me dirigí a la primera de ellas y… qué sensación!!! No quería ni mirar abajo. Parecía enteramente que te ibas a caer.

Con los ojos cerrados y casi sin mirar para ningún sitio logré entrar hasta el final y una vez abiertos los ojos…. buaaaaa!!!!!!! minicochecitos y personitas como liliputienses bajo nuestros pies! Todo parecía como una ciudad en miniatura. ¿Y si esto se parte? ¿Aguantará el peso? Mira que nos matamos! Una pasada.

Skydeck mirador de la Willis Tower Miguel Egido

Fijaos que sensación tan bestial la de andar por un sitio así. Mola eh?

Pies sobre el avismo del mirador skydeck de la Willis Tower de Chicago

El cristal estaba limpísimo y la sensación de vértigo alucinante. Nunca mejor dicho!

Skydeck de Chicago

A medida que pasaba el tiempo me dio por hacer más y más el tonto. Aquí nos tenéis echando una siestecita a más de 400 metros.

Durmiendo en el skydeck de la Willis Tower de Chicago

Tumbada en la Willis Tower de Chicago

E incluso saludándonos de una habitación de cristal a otra!

Habitación de cristal de Chicago

Suspendido en el aire del Skydeck de Chicago la habitación de cristal

Según dicen, en días muy ventosos, allá arriba se siente el balanceo del edificio. Mucho yuyu metido en un sitio así eh?

Cayéndome en el skydeck de la Willis Tower de Chicago

Casi 2 horas haciendo el tonto y disfrutando de lo lindo en uno de los lugares y cosas más divertidas y alucinantes que se pueden hacer en el mundo.

Madre con su hijo en el Skydeck de la Willis Tower de Chicago

Un lugar y experiencia para no olvidar jamás. “The Windy City”, “La ciudad de los rascacielos”, “La casa de los Bulls”. Decenas de acepciones de una ciudad flipante que para nosotros siempre será “la ciudad de la habitación del vértigo”. Porque… ¿se ha sentido el vértigo verdad?

Rascacielo de Chicago con la Willis Tower de Chicago

Información práctica para subir al Skydeck de Chicago

¿Cuales son los horarios para subir a la Willis Tower?: Abren todos los días de 10 de la mañana a 20h de la tarde.

¿Cuanto cuesta subir al skydeck de la Willis Tower?: Para los adultos la entrada sale por 18$ y para los niños unos 12$.

¿Dónde está?: 233 S Wacker Dr, Chicago, IL 60606, Estados Unidos

¿Si hay niebla pasa algo?: Lo mejor es que vayáis un día claro. Mirad la predicción antes de subir porque gastarse el dinero para no ver nada… como que no, ¿verdad?