¡Nuestro vuelo en helicóptero por Nueva York en Manhattan!

Siempre que me dicen que me elija alguna de las muchísimas cosas que hicimos en Nueva York, se me viene a la cabeza este día. Y es que, sin duda alguna, el vuelo en helicóptero por Nueva York era una de las experiencias más brutales que ansiábamos hacer durante nuestro viaje a Estados Unidos. Si ya me flipó hacerlo sobre cataratas de Iguazú o Barcelona, volar en helicóptero por Manhattan y poder contemplar sus rascacielos desde el aire no imaginábamos como de guay podía llegar a ser. Observar desde el cielo esa enorme cordillera de edificios, pegados unos a otros como gigantes, así como sus avenidas, muelles y puertos… Pfff… ¡qué pasada…! :-)

Nuestro vuelo en helicóptero por Nueva York desde el interior de la cabina

El día por fin había llegado. Aquella mañana de Diciembre la mañana amaneció soleada y fría. Muy fría. Las primeras horas del día las invertimos en dar un paseo por el distrito financiero de Nueva York y la antigua zona 0 donde está ubicado el homenaje al 11S. Y desde allí, viento en popa a toda vela, pusimos rumbo al Pier 6 de Downtown donde está ubicado el helipuerto de Nueva York desde donde salen los vuelos panorámicos en helicóptero sobre Nueva York y lugar donde empezaría nuestra personal aventura de cumplir el sueño de sobrevolar durante 15 minutos, la Gran Manzana.

Al llegar, entregamos nuestra reserva que traíamos de casa, pasamos un pequeño control de seguridad, dejamos todas las mochilas, a excepción de las cámaras, en unas taquillas, y justo después, nos pedirían que rellenaramos una ficha con nuestros datos y pesos para el rutinario reparto de asientos en cada helicóptero. Tras esto, nos dieron paso a una salita donde esperaríamos una pequeña cola, donde acto seguido, unos 10 o 15 minutos después, ya sí que sí, ¡poner rumbo a la aventura de volar en helicóptero sobre Manhatthan! Emocionante, no… lo siguiente :D

Helipuerto desde donde despegan los helicópteros de Nueva York

Fue escuchar: “You are the next one”, y a partir de ahí, ponerme más cachondo que unas castañuelas (en el mejor sentido de la palabra) y no escuchar nada en absoluto de lo que me estaban contando :D ¡Menudo subidón de adrenalina! Con un ruido de la leche, debido al constante despegue y aterrizaje de helicópteros, salimos como corderillos que han perdido a su madre, caminando por la pista del helipuerto siguiendo unas líneas que había marcadas en el suelo.

Justo antes de empezar el vuelo helicóptero por Manhattan

Ahí le teníamos. ¡Menudo bicho! A prisa nos subimos al helicóptero y una vez a bordo de él, nos fueron colocando junto a unos cascos acústicos para evitar el ruido de las hélices y escuchar por ellos las explicaciones que el piloto nos iría dando. Puertas cerradas, últimas indicaciones, cinturones abrochados, cámaras en mano y…

¡¡¡¡¡Tacataca, tacataca, tacatacaaaa!!!!! ¡¡¡Esto arrancaaaa!!! Un ruidazo de la leche por la acción de las aspas del helicóptero empezó a sonar a lo bestia y de pronto, por los cascos, escuchamos un: “Ready guys? Here we go!” y el helicóptero empezó a subir hacia el cielo :-) Qué pasada… Y una vez allí, qué puedo deciros. Por un momento no sabía si estaba en la intro de alguna pelí o si verdaderamente estaba ahí, volando sobre Nueva York en helicóptero. Qué maravilla.

El piloto de nuestro helicóptero y el Empire State de Nueva York al fondo

Era tal y como lo imaginábamos o más guay todavía. Primero se metió de lleno en el rio Hudson, pasando por los gigantescos edificios del distrito financiero y de allí, voló hasta Ellis Island y la Estatua de la libertad. Menudas estampas de la ciudad. En serio, si os gusta la fotografía, esta experiencia es brutal.

La estatua de la libertad y Manhattan al fondo

Desde allí pegó un giro espectacular y encaramos de nuevo Manhattan. Menudas vistas Dios mío…

La isla de Manhattan desde el vuelo en helicóptero que hicimos

Lo más guay de los helicópteros es precisamente esto: los giros. Son una pasada. Sentís el movimiento del helicóptero al 100%. Os aseguro que no da nada de vértigo. Os lo juro. El que aquí os habla tiene MUCHO vértigo y os puedo garantizar que no sentí nada de miedo.

El distrito financiero de Nueva York desde el helicóptero así como la nueva One World

Una vez allí el piloto empezó a explicarnos cosas sobre los edificios y comenzamos a sobrevolar Manhatthan desde un costado que nos permitió alucinar con aquel enjambre de rascacielos presididos por el flamante Empire State. Fijaos que panorámica.

Panorámica bestial de Nueva York desde el helicóptero con el Empire State presidiendo a la izquierda

Los 15 minutos del vuelo se nos pasaron volando y nunca mejor dicho. La experiencia había terminado y aún queríamos más y más. Había sido fli-pan-te. Menuda experiencia. Ver a esos colosos desde el aire, ver la ciudad de las pelis, la capital del mundo, la mágica Nueva York en helicóptero. Menudo alucine… ¡repetiremos! :-)

Información práctica si quieres vivir esta experiencia

¿Con qué empresa y qué tipos de recorrido hacen los helicópteros por Nueva York?

Nosotros lo hicimos con la empresa Liberty Helicopters y hacen 2 recorridos diferentes, uno de 15 minutos que se llama “The Big Apple” y otro de 20 minutos de duración llamado “New York, New York” cuyos recorrido es el que visteis al principio del post en el mapita Googlemaps.

¿Cuánto cuesta el vuelo en helicóptero por Nueva York?

El precio en Liberty Helicopters es de 199$ + 35$ de tasas de helipuerto para el vuelo de 15 minutos y de 285$ + 35$ de tasas de helipuerto para el de 20 minutos.

Sin embargo, nosotros hemos conseguido un precio mejor para los lectores de Diario de un Mentiroso de modo que os saldría cada vuelo por mucha menos pasta, ¡jojojo!

  • Vuelo de 15 minutos: 177,5$ + 35$ de tasas
  • Vuelo de 20 minutos: 261,75$ + 35$ de tasas

Os aseguro desde YA que no vais a volar más barato en ningún otro sitio.

¿Cómo obtengo ese precio tan bueno?

Muy sencillo, tan sólo deberéis de realizar la reserva desde aquí abonando una señal y yo os enviaré una reserva en PDF:

Una vez que tengáis la reserva, seguís las instrucciones que viene en ella para reservar fecha más la hora de vuestro vuelo y el día del vuelo presentáis el PDF en ventanilla abonando la parte restante más las tasas de helipuerto.

Por ejemplo, para una persona y un vuelo de 15 minutos, haríais un pago online de 17’5$ y el día del vuelo pagaríais 160$ más los 35$ de tasas de helipuerto. En total, si lo sumáis, 212,5$, concretamente 21,5$ más barato de lo que os cobrarían normalmente ;-)