Así fue nuestro vuelo en helicóptero por el Gran Cañón del Colorado

Una de las preguntas que más me hacen mis amigos y familiares es que les diga con qué experiencia o cosas más espectaculares que he hecho me quedaría de todas las que he vivido a lo largo de todos estos años viajando por el mundo. Es un clásico :-D Y bueno, no puedo negar el reconocer que cuando me preguntan cosas así mi mente suele viajar hasta Estados Unidos, donde tuvimos la suerte de hacer un espectacular vuelo en helicóptero por el Gran Cañón del Colorado que desde entonces dejaría nuestras retinas marcadas para siempre como broche de oro para el viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos que hicimos hace menos de dos años durante 17 días en coche de alquiler.

Momentazo en que entramos con el helicóptero por el Gran Cañón del Colorado

Y es que… ¿qué podría deciros del Gran Cañón que no se haya dicho ya? Su majestuosidad es innegable. Personalmente era uno de los enclaves que más ganas tenía de conocer de toda la Costa Oeste de Estados Unidos y dado que ya había volado helicóptero en cataratas de Iguazú, Barcelona y Nueva York, no veía el momento de imaginar cómo sería ver a esta maravilla de la naturaleza desde el aire.

Preciosa perspectiva del Gran Cañón

Así pues, nuestra aventura empezaría a las 10 de la mañana en el helipuerto de Tusayan, justo al ladito de nuestro hotel. Nerviositos perdidos, llegamos a las oficinas donde nos había citado la empresa que hace la excursión en helicóptero por el Gran Cañón. Al llegar, muy amables, nos pidieron nuestros pesos para el reparto de cargas dentro del helicóptero, rellenamos un formulario y tras esto, nos dieron los equipos salvavidas, una llave para guardar bolsos y bultos en una taquilla y un breve tutorial de precauciones y obligaciones a cumplir a bordo del helicóptero.

El helicóptero rojo de la empresa Papillon con quienes volamos en el Gran Cañón

Tras unos 10-15 minutos de agónica espera en las oficinas del helipuerto… nuestro turno estaba al caer. ¡La hora de volar en helicótero por el gran cañón estaba a punto de comenzar! En un perfecto yankee nos llamaron: “¡Migüel!, ¡Dayana!, ¡Julia!, ¡John Capel!” Y allá que fuimos corriendo como perrillos hambrientos para meternos casi de cabeza en aquel chulísimo helicóptero panorámico. ¡Vaya ventanales! ¡Y encima en primera fila!

Todos sonrientes en el interior del helicóptero con el que sobrevolamos el Cañón del Colorado

Nada más subir al helicóptero nos pusieron unos cascos y un micrófono por el que podíamos hablar por línea interna los cuatro. Ya podéis imaginar el cachondeo. Tras ponernos los cinturones y acoplarnos cómodamente, el piloto se presentó y nos dio las primeras indicaciones: duración del vuelo, recorrido del helicóptero por el Gran Cañón, etc… y acto seguido y para no perder ni un minuto de tiempo… con un “here we go!” empezaría la fiesta con un súper impulso del helicóptero sobre un gigantesco bosque que como un velocísimo carrusel de abetos comenzaría a desfilar a toda velocidad bajo nosotros.

Nuestro piloto durante el vuelo en helicóptero por Tusayan y el Gran Cañón

Los primeros 5-7 minutos estuvieron cargados de adrenalina con todo ese gigantesco bosque como primer paisaje, pero de pronto… ¡pum! Allá a lo lejos, el bosque parecía terminar en seco lo que hacía presagiar que ya nos estábamos acercando al cortado del Gran Cañón del Colorado. Con un: “¡Chicos! ¡Ya estamos llegando, ya estamos llegando!” avisé por el micrófono de que el gran momento estaba a puntito de llegar.

Llegando al borde del Gran Cañón del Colorado desde Tusayan

Como un gigante en forma de monstruosa grieta, el gran cañón se acercaba hasta nuestras retinas poco a poco. ¡Qué nervios!

Acercándonos al Gran Cañón desde el aire

Y de pronto… acompañados de una epiquísima banda sonora sonando por los auriculares del helicóptero y como si hubieran descubierto un enorme telón… ante nosotros, se descubrió una de las grande obras maestras de la naturaleza. ¡Pummm….! El maravilloso gran cañón y sus casi 1800 metros de profundidad. Qué espectáculo. Qué momentazo. Jamás lo olvidaré.

Fotografía aérea del Gran Cañón del Colorado desde el aire en helicóptero

No hay adjetivos para describir lo que se siente al flotar sobre paisajes como este. No los busquéis porque no los hay.

Gran Caón del Colorado desde helicóptero

Más de 6 millones de años de erosión del rio colorado son los responsables de esta espectacular maravilla de la naturaleza para descubrir capas de rocas de hasta 2000 años de antigüedad. Este lugar es un auténtico libro abierto para los geólogos y todo un show de colores para quienes lo visitan y sobrevuelan.

Uno de los muchos valles que atraviesa el Gran Cañón

Esta obra maestra de la naturaleza tiene un recorrido de casi 500 kilómetros, con anchuras, de lado a lado del cañón, ¡de hasta 27 kilómetros! Como podéis imaginaros, estamos hablando del cañón de cañones y meterse con un helicóptero por un sitio así no es cualquier cosa.

Diario de un Mentiroso en un vuelo en helicóptero por el Gran Cañón de Colorado

No sabéis la de veces que había soñado en mi imaginación con este vuelo en helicóptero por el Gran Cañón. Tenía miedo de que mis especulativas fueran mayores que la realidad pero a caballo pasado os puedo confirmar que la realidad superó con creces a mi imaginación.

Vistas del Gran Cañón desde el aire

Uno de los puntos fuertes del viaje fue la ambientación del piloto. Las bandas sonoras que nos ponía por los auriculares encajaban como anillo al dedo a esos paisajes: Hans Zimmer, John Williams… Estos americanos y sus shows :-D ¡Pero qué guay están!

Fotografía vertical del Gran Cañón del Colorado con vegetación

Había momentos en los que parecía necesaria una “auto-colleja” para despertar de aquel sueño. Si los miradores del Gran Cañón son bonitos… imaginad un 360º en un lugar así desde el aire. Imaginad al rio colorado literalmente bajo vosotros. Imaginad poder ver lo que ve un águila americana de cuello blanco cuando vuela por estos lugares.

Gran Cañón del colorado bajo hermosos colores rojizos

Como única pega, el precio. Un tour en helicóptero por el Cañón del Colorado es un piquito curioso que se te escapa. Personalmente creo que cada $ que te gastes estará bien invertido siempre que vayas un día sin bruma y soleado.

Una de las muchas panorámicas que vimos volando en helicóptero por el Gran Cañón

Rojos, ocres, beiges, naranjas, amarillos… un sin fin de colores, barrancos, paredes boscosas y vertiginosos precipicios se os sucederán, de lado a lado y minuto a minuto. Poder sobrevolar en helicóptero el Gran Cañón fue para nosotros una de las aventuras más alucinantes que hemos hecho en el mundo. Toda una aventura que volvería a repetir sin dudar y que desde aquí os animo a hacer sin lugar a dudas. ¡Disfrutadla!

¿Quieres ver nuestro vuelo en helicóptero en vídeo?

Por aquí os dejo el vídeo que hicimos mientras volábamos en helicóptero en el Cañón del Colorado. ¡Espero que os guste y pillad palomitas! :-D

Guay, ¿eh? Seguro que ahora tenéis todavía más ganas de vivir algo así, ¿me equivoco?

Información práctica si quieres vivir esta experiencia

A continuación os dejo una serie de preguntas que son las que más me habéis hecho por correo electrónico y que espero que respondan a la gran mayoría de vuestras dudas. Y ya sabéis que podéis seguirnos en nuestra página de facebook, nuestro perfil en Twitter o nuestra cuenta de Instagram! ¡Nos espero por ahí!

Julia y Juan en la parte trasera del helicóptero de Papillon sobre el Gran Cañón

¿Cuánto cuesta el vuelo en helicóptero sobre el Gran Cañón?

Los precios de los vuelos sobre el gran cañón dependerán un poco de la duración y del tipo de helicóptero que escojáis. Van desde los 200$ a 300$ por persona. Como os decía arriba es carete… pero merece muchísimo la pena. Si queréis más información podéis echar un ojo en la web de la empresa con quien yo volé. Ahí tenéis toda la información.

¿Cual es el mejor tour en helicóptero por el Gran Cañón?

El mejor tour sin duda es el vuelo de 25-30 minutos en helicóptero panorámico (el ecostar). Las ventanas son gigantescas. Ya que os gastáis el dinero… gastároslo bien, jejeje. Y si además, queréis aseguraros el sentaros en primera línea del helicóptero, por un suplemento de 50$ por persona, repartirán los pesos de la tripulación para que en la medida de lo posible vayáis delante. Si no sientan delante os devuelven el dinero.

¿Está prohibido llevar mochilas? ¿Se pueden llevar cámaras?

Durante el vuelo hay que ir ligerito y sólo os dejarán un bulto. Nada de mochilas. Pillad la cámara, el móvil y poco más. Nada de palos selfies ni trípodes. Todo esto lo podréis guardar en una taquilla dentro de la oficina.

¿Qué itinerario seguisteis por la Costa Oeste? ¿Qué aconsejáis?

Todo nuestro viaje por la Costa Oeste lo podéis consultar en este enlace donde están todos los post de nuestro viaje. Por aquí os dejo el itinerario que seguimos y aquí un post donde tenéis algunos de los mejores consejos que puedo daros para viajar por la Costa Oeste. ¡Espero que os sirva!

Una de las paradas de nuestro viaje por la Costa Oeste de Estados Unidos

Dedicado con todo mi cariño a mis “andaluces”: Julia, Diana y Juan.