¡The Bean! La alubia gigante del Millenium Park de Chicago

Imaginad por un momento una alubia gigante. De unos 13 metros de alto y 20 de largo. Casi ná. Una alubia inmensa y plateada. Pulida al máximo. Brillante y resplandeciente hasta el punto de ser practicamente un espejo ovalado. Un espejo ovoidal capaz de reflejar todo el circo de rascacielos del Millenium Park de Chicago en un sólo punto.

El Cloud Gate en mitad del Millenium Park de Chicago con gente paseando

La idea de un lugar así, molaría, ¿verdad? Pues así es “The Bean”, uno de los lugares que ver en Chicago más singulares cuya traducción es “la alubia”, tal y como la conocen vulgarmente en Chicago, dado que su nombre real, “Cloud Gate”, parece que les resultó demasiado seriote a los Chicaguenses (acabo de inventarme el gentilicio) y decidieron apodarla con un nombre un tanto más apropiado. Algo así como lo que pasó en Sevilla con el Metropol Parasol, conocido como “Las Setas”.

Posado frente al espejo gigante de The Bean, la alubia de Chicago

A lo largo y ancho de este blog se puede ver que nos gusta bastante hacer el ganso y en Chicago, no iba a ser menos…

Fotografía en dos dimensiones frente a la alubia de Chicago

Si con la visita a la habitación con suelo de cristal en la gigantesca torre Willis Tower, no habíamos tenido suficiente inventando fotos raras, en todas las posturas habidas y por haber, sobre su vertiginoso suelo de cristal… atentos porque “the Bean”, no iba a ser menos. De hecho dio bastante juego. Demasiado.

Dos Diario de un Mentiroso en la alubia gigante de Chicago en los Estados Unidos

The Bean se encuentra en el famoso y espectacular Millenium Park. Según lleguéis os llamará la atención la cantidad de espectaculares rascacielos que rodean el lugar. Es una pasada de sitio. Y allí en medio, entre otros, se encuentra nuestra amiguita, la alubia Gigante de la ciudad, que como un gigantesco espejo, hará que toda esa masa de edificios os rodee en una sola imagen cuando os veáis reflejados en él. Brutal.

Posando con todos los rascacielos del Millenium Park detrás nuestra

Este curioso monumento de casi 100 toneladas, ahí es nada, fue diseñada por el britanico Anish Kapoor inspirándose en una gota de mercurio al caer y su construcción fue posible gracias a 178 placas de acero perfectamente unidas y pulidas.

Saltando en el aire con los brazos abiertos frente al Cloud Gate de Chicago

Según desde donde mires a la alubia puede parecer un donut doblao

The Bean con forma de donut

Con un poquillo de imaginación y algo de perspectiva podría ser también un huevo gigante sobre el que se reflejan todos los rascacielos.

The Bean, la alubia de Chicago con forma de huevo

¡E incluso un agujero negro! Y es que si te metes en el llamado “omphalos”, es decir, dentro de la alubia, parece que estás dentro de un agujero negro a punto de absorberte para enviarte al más allá.

La alubia de Chicago vista desde abajo como si fuera un remolino

Si queréis divertiros, probad a dar vueltas dentro de él y mirar hacia arriba. La borrachera que os podéis pillar dentro de la alubia es acongojante.

En definitiva, “the bean”, “la alubia gigante”, “el donut plateao”, “cloud gate”, como la queráis llamar pero que sin duda es uno de esos sitios imprescindibles que ver en Chicago que no te pueden quedar en el tintero tras tu visita a la ciudad de los Bulls.

Apoyado en la alubia de Chicago