Noche en kayak por el Trajectum Lumen de Utrecht

trajectum-lumen-experiencia

El Trajectum Lumen o ruta luminosa, es un recorrido que puede hacerse a pie a través de la ciudad y que recorre una serie de puntos como edificios, puentes, iglesias y canales que al anochecer, se iluminan con impresionantes juegos de luces y colores que convierten estos lugares en escenarios completamente mágicos.

La noche iba cayendo y poco a poco las farolas iban encendiéndose, dando paso al encendido de los canales. Habíamos quedado a las 22.00 horas, justo después de nuestra cena en el restaurante Olivier, con la empresa www.kanoverhuurutrecht.nl

A nuestra llegada nos informaron sobre el proyecto del Trajectum Lumen, lo que se intentaba conseguir y recrear en cada lugar mediante las luces, el simbolismo del color azul de las luces en los puentes, referente a la noche y su transito al blanco, simbolizando el día.

Pues bien, a eso de las 22.15 y habiéndonos explicado todo perfectamente, metimos las mochilas y cámaras en un saco estanco que nos proporcionaron como seguridad por lo que pudiera pasar (en el agua nunca se sabe) y puesto que íbamos algo de verano, nos dieron un par de chaquetas como abrigo ya que aunque estés moviéndote con los remos de la canoa, el fresquito de los canales no hay quien te lo quite. Antes de salir, nos dieron un plano con indicaciones sobre el trayecto, los puntos de más interés y sobre todo, importante, siempre, siempre, siempre que os encontréis con bifurcaciones de caminos, halla 2 o 3, siempre tirad por el camino de más a la izquierda.

Mapa en mano, con los puntos de luz marcados por el señor que nos guió y metidos en la aventura de atravesar los canales de la ciudad, los 2 solos, completamente de noche y en kayak, fuimos adentrándonos poco a poco por los canales.

Unos estrechos, otros más anchos, túneles por los que tan solo las gotitas de la barca se oían junto con algún que otro aleteo de algún pato que por allí dormía y casas que al más puro estilo veneciano permanecían calladas, en silencio, con las luces de media noche al pie del canal y que parecían observarnos al pasar sigilosos con la barca por ellas.

El recorrido duró aproximadamente 1 hora y hubo algún momento en el que francamente, creíamos que nos habíamos tirado por el camino equivocado pero al ser un recorrido circular, no tiene perdida siempre que te tires siempre, siempre por el camino de más a la izquierda, de lo contrario puedes liarla. Aún así están bastante pendientes de ti, vas solo en el kayak, pero uno de los encargados va con una barca controlando que estés bien.

Personalmente el recorrido me supuso de gimnasio para al menos 2 semanas ya que remo de Diana tenia las 2 palas giradas de tal modo que era incapaz de controlar la dirección de la canoa sin que nos precipitáramos contra algún saliente, pato o enredadera. De modo que yo solo, como un motor de gasolina humano me pegue el tute esa noche.

A lo largo del trajectum se pueden ver aureolas de luz en cornisas, luces de color que salen del suelo como fuego, destellos como si fuesen luciérnagas sobre el agua y juegos de color e ilusiones sobre el suelo de calles y plazas que podrás atravesar con este mapa

Atravesar los puentes iluminados con la barca fue una chulada, una experiencia y un recuerdo imborrable que recomiendo a todos aquellos que visiten Utrecht.

A lo largo del trajectum se pueden ver aureolas de luz en cornisas, luces de color que salen del suelo como fuego, destellos como si fuesen luciérnagas sobre el agua y juegos de color e ilusiones sobre el suelo de calles y plazas que podrás atravesar con este mapa.