Una mañana entre falos en el Museo del Pene de Reikiavik

El recorrido de nuestro periplo por Islandia estaba llegando ya a su fin. Atrás quedaban cascadas, glaciares, lagunas de hielo, mágicos paisajes, acantilados de basalto, idílicas acampadas, volcanes, desiertos de ceniza, casi 1000 kilómetros de carretera en 4×4 con un accidente y un atropello, una noche en la recepción de un camping, 48 horas de empalmada y una juerga por la noche de Reikiavik nos traería a este punto y su curioso Museo del pene, nardo, falo, zipote o como lo quieras llamar.

Los 4 muy atentos a una de las indicaciones del museo del pene

Sí, no estáis leyendo mal y no, no es ninguna broma. El museo del falo existe y está en Islandia. Creo que la imagen de a continuación es bastante explícita.

Asustados con el nardo gigante de un elefante

Digamos que Reikiavik en si misma no tiene mucho que ver. Su iglesia es espectacular, el puerto tiene su aquel y el centro por la noche tiene mucha marcha pero… muy poquito más a excepción de este mágico museo que por obra y gracia de nuestros amigos islandeses aquí reside albergando en su interior la mayor colección de penes del mundo. Todo un homenaje al susodicho. Tócate las narices lo que tiene uno que encontrarse por estas latitudes.

Penes de cachalotes y demás réplicas del museo

Y ahí, entre nardos, ojipláticos y acomplejados con algún que otro ejemplar, pusimos cara (y cuerpo) a lo que nos decían que eran nardos de mamíferos. Algunos había que creerse que eran lo que decían que eran porque madre mía. Menudos destrozos.

Bicharraco en formol en el interior del museo del pene de Islandia

Unos coleccionan sellos, otros coleccionan obras de arte, otros cochecitos de jueguete y estos islandeses… pollas. Pollas de todos los colores, tamaños y formas que constituyen la conocida como faloteca islandesa de la que por cierto están muy orgullosos. Atentos a esta imagen:

Boda que se celebró en el museo del pene de Reikiavik

Sí, es lo que creéis. Es una boda y sí, es en el Museo del pene de Reikiavik. A cuadros nos quedamos nosotros.

Más de 243 tipos de zipotes que van desde el nardo de un gnomo o zorro polar al jandemorenare de un elfo, una ballena, elefante o la alineación zipotil del equipo de balonmano islandés subcampeón de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Sí, lo que leéis… ¿pero por qué?

Tributo a la selección de balonmano de Islandia del museo del falo de Islandia

Fijaos qué pinta tan asquerosa tienen estas “cosas”. Más que museo del nardo podrían haberle llamado “museo del champiñón” porque madre mía qué asquito…

Muestras de penes de animales en formol del museo del pene de Reikiavik

Pero a parte de zipotes, estos islandeses lo que tienen es guasa pa reventar. Ojito a la recreación de bicharraquillos de personajes famosos que tienen en el museo. Sin desperdicio…

Comic de los supuestos penes de famosos

Y, ¿de esto qué decís? Le dabas a un botón y se ponía a moverla de arriba a abajo con una risa maligna. Jesús…

Merchandaising cachondo del museo del pene de Reikiavik

En definitiva, la definición perfecta de lo que en Sevilla son algunas discotecas: “un campo de nabos”. Un lugar curioso cuanto menos, cargado de risas y donde te aseguro que no saldrás indiferente ante tanto cacharro extraño como los que se calzan dentro de este curioso museo del pene de Reikiavik

Camisetas relativas al frases de la faloteca islandesa

Información práctica si quieres visitar el museo

¿Dónde está el museo del pene de Reikiavik y que horario tiene?

El museo lo encontraréis en una de las calles principales de Reikiavik, concretamente en Laugavegi 116-105 y abren todos los días de 11 de la mañana a 6 de la tarde.

¿Cual es el precio de la entrada del museo del falo?

El precio del tour de los miembros sale por 8’5€ unas 1250ISK.

¿Cómo organizasteis el viaje a Islandia?

Nuestro viaje fue un mix. Lo hicimos 100% por libre pero tanto el coche como las excursiones nos las gestionaron desde la empresa Islandtours con la que os aconsejo que contactéis para vuestro viaje si no queréis liaros mucho ;-)

Entrada para el Museo del Pene de Reikiavik de 1250 coronas