Una mañana en la mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi

En alguna que otra ocasión he dejado caer por el blog que Oriente Medio para mi no es que sea santo de mi devoción pero si durante mi viaje por Emiratos Árabes hubo un sitio que me llamó especialmente la atención ese fue la preciosa y espectacular mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi, una maravilla del siglo XXI que bien merece una escala en Abu Dhabi y a la que he querido dedicarle un rinconcito en mi blog :-)

Mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi

Como cada mañana, desperté en la planta 37 de mi habitación en el precioso hotel Jumeirah Etihad Towers y sus preciosas vistas a la bahía de Abu Dhabi que en su día fue conocida como “la costa de los piratas”, ya que todo el que pasaba por allí era saqueado por los piratas árabes de la región. Entre la recogida de perlas, la pesca y los saqueos era con lo que tiraban para adelante en aquel entonces.

Por la mañana en mi habitación de Abu Dhabi en el hotel Etihad Towers

Tras un señor desayunaco bien cargadito de hummus y frutas, salimos del hotel y emprendimos rumbo entre autopistas hacia la que se presume que es una de las nuevas maravillas de Oriente Medio teniendo en cuenta que todo esto que veis en las fotografías, de no ser por la llegada del petróleo allá por los años 1958, sería un basto, árido y sequísimo desierto, donde la vida, si hoy ya es jodida debido al terrible calor, en aquel entonces… no quiero ni imaginar cómo sería.

Carreteras de Abu Dhabi en dirección a la gran Mezquita

Mis espectativas no es que fueran la pera limonera. Como podéis notar mi pasión por esta zona del planeta no es que sea la leche :-D Sin embargo, nada más bajar del coche vi el primero de los minaretes de la mezquita de Abu Dhabi y automáticamente se me cambió la cara y exclamé: “Ehhh… chicos, esto va a molar:-D

Piscinas exteriores que rodean la mezquita de Abu Dhabi

¡Madre de Dios! ¡Qué pasada! ¡Menudo lugar! Aquello parecía sacado de una película de fantasía. Desde luego hay que ver lo que es estar montado en el dólar y tener buen gusto, eso sí… Más que una mezquita parecía un palacio blanco, inmaculado y majestuoso, símbolo de belleza, paz y grandiosidad. ¡Qué preciosidad de lugar!

Entrada hacia la mezquita de Abu Dhabi

Como el día estaba soleado, nada más llegar al interior del patio principal de la mezquita Sheikh Zayed, la luz, reflejada en el mármol blanco que había por todos lados, nos cegó de manera increíble. Era tan fuerte que costaba mirar hacia delante.

Minaretes y suelo de mármol de la mezquita de Abu Dhabi

Por momentos parecía que estuviéramos en un escenario de ordenador del tamaño de 3 campos de fútbol, más de 1000 columnas, 82 bóvedas repartidas por todos lados y una altura de más de 100 metros y como digo, todo, todo, todo en mármol blanco, yeso y piedras preciosas incrustadas en el suelo. Una jodida pasada.

Espectacular fachada en mármol blanco de la mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi

Tras pasear por los 12.000 metros cuadrados del patíbulo principal, nos descalzamos, ya que al interior de la mezquita de Abu Dhabi no se puede entrar con calzado de la calle y más aún sabiendo lo que nos esperaba en su interior. Ahora sabréis a qué me refiero. Agarraos los machos que vienen curvas.

Preciosa entrada en mármol blanco de la mezquita de Abu Dhabi

Lo primero que haces nada más entrar es abrir la boca y exclamar un: “La madre que parió a estos tíos” :-D. Frente a vosotros se os aperecerán gigantescos arcos con decoraciones de oro, bronce y bajo nuestros pies la alfombra más grande del mundo, que según nos contaron pesa nada más y nada menos que 47 toneladas y fue tejida a mano por 1200 mujeres. Más de 2200 millones de nudos, uno a uno a mano bajo el diseño y supervisión de un afamado diseñador iraní que hizo que la broma le saliera al jeque por 545 millones de dólares. Calderilla de la buena.

Interior de la mezquita de Abu Dhabi en Emiratos Árabes Unidos con alfombras y lámparas

Y eso por abajo, por arriba… diez preciosas lámparas de 9 toneladas cada una con plata, cobre bañado en oro, cristales y piedras preciosas traídas de la fábrica de Swarovski de Alemania. Antes muerto que sencillo, diría el jeque Sheikh Zayed al encargar semejante maravilla. De perdidos al río.

Lámpara y cúpula principal de la mezquita de Abu Dhabi

Hay quienes comparan a esta joya con el propio Taj Mahal y de no ser porque se terminó de construir en el año 2007, no sería de extrañar que esta mezquita hubiera sido incluída en el nuevo listado de las nuevas maravillas del mundo. Mi voto desde luego lo tendría.

Caminando entre columnas majestuosas de blanco mármol

Por aquí os dejo un pequeño vídeo que hice en la mezquita, su interior y alrededores. ¡Ah! Y no os perdáis este otro, que no es mío, pero en el que podréis ver la mezquita de noche bajo la espectacular decoración de luces que le ponen. Espero que os guste :-)

El jeque Sheikh Zayed bin Sultan al-Nahyan cumplió el sueño de convertir la gran mezquita de Abu Dhabi en una de las construcciones más increíbles levantadas por el hombre en una realidad. Un sueño sin límite de presupuesto, una idea loca, un símbolo que lleva el nombre del padre de un proyecto de país que el petróleo transformó y que como dije por ahí arriba… bien merece una visita si os toca hacer escala en este país.

Gran Mezquita de Abu Dhabi vista desde los jardines del exterior

Información práctica si quieres visitar este lugar

Por aquí os voy a dejar una serie de preguntas que soléis hacerme acerca de esta mezquita. De todos modos, si necesitáis más información podéis seguirme en mi página facebook o bien dejar un comentario en la parte inferior de este reportaje :-)

¿Qué horario tiene la mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi?

La mezquita abre de 9:00 a 22:00 salvo los viernes que abre a las 16:30. Evitad ir a las 12 del medio día ya que es la hora de la oración.

¿Hay que llevar algún tipo de vestimenta especial para entrar?

Debéis llevar pantalón largo y las chicas no ir ni en tiranta, ni falda. Para entrar deberéis cubriros la cabeza con un pañuelo o algo por el estilo.

¿Cuesta dinero entrar? ¿Cómo se llega?

La entrada a la mezquita es GRATIS.  Yo os recomendaría pillar un taxi ya que la parada de bus más cercana está a 15 minutos de la mezquita y dado el calorazo que hace… yo creo que el taxi es lo más cómodo y no son demasiado caros. No olvidéis decirles que pongan el taximetro y sacad la app maps.me para que vean que estáis controlando por dónde os lleva.

Uno de los minaretes principales de la mezquita de Abu Dhabi