El mejor hotel donde he podido dormir

A lo largo de estos años he estado en alojamientos de todo tipo. Desde hotelitos “media estrella” u hotelazos 5 estrellas con botones a albergues de 32 personas por habitación o estupendos apartamentos modernos con todo tipo de comodidades. De todo. Un larguísimo etcétera de camas en contextos de lo más variopintos que hacen que constantemente me pregunten cual es el mejor en el que he dormido. Y ante tal pregunta, podría responderte dándote por respuesta la suite que nos dieron en Phuket (Tailandia), o el hotelillo 5 estrellas con el que pegamos el pelotazo de nuestras vidas en Venecia o la habitación tipo nave espacial en la que estuve en Barcelona. Pero no. No me quedo con ninguno de esos.

El mejor hotel en el que he dormido lo descubrí en Granada. No había botones, la cama no era de plumón, el aire acondicionado no era regulable y la comida… bueno, digamos que podía llamársele comida. Entonces… os preguntaréis que qué tipo de hotel bajo esas condiciones puede ser el mejor? Pues este.

Tiendas de campaña acampar en siete lagunas

Fue en Granada, días antes de las primeras nevadas y tras finalizar la primera etapa de subir desde Trevelez al Mulhacén, llegamos exhaustos a Siete lagunas, nuestro hotel aquella noche.

Montar tiendas de campaña en Siete Lagunas junto al Mulhacén

Como pudimos, casi sin luz y entre un viento alucinante, montamos nuestras tiendas como pudimos. Las tiendas no es que fueran la repera, ni el saco ni esterilla eran de lo mejor para aguantar temperaturas muy bajas. Lo suyo es llevar alguna tienda o saco de dormir para bajas temperaturas y algo más en condiciones de lo que nosotros llevamos. En webs como Campz o similares podréis pillar algo más profesional que lo que nosotros llevamos pero sobre todo preparado para todo tipo de “sorpresitas”.

Y ahora diréis: ¿Con esas condiciones te atreves a decir que ha sido el mejor hotel en el que has dormido? A lo que yo os respondo: “Echad un ojo a esto e imaginad a siete lagunas por recepcionistas, más de 3000 metros de altura de ascensor, un silencio sepulcral y el cielo más limpio y lleno de estrellas que hayas visto jamás a los pies del gigante Mulhacén y sus 3479 metros de altura”.

Silueta al amanecer en Siete Lagunas en lo alto del Mulhacén

¿Guay no? Pero por si la noche no fuera suficiente… las vistas que tuvimos al despertar que os aseguro os terminarán de aclarar del por qué pienso que es de los mejores hoteles donde dormir.

Amanecer en Siete Lagunas, Granada

En definitiva, en mi opinión, no hay hotel que supere el silencio de la montaña, el dormir bajo las estrellas, despertar sobre un manto de nubes y a esos grandes recepcionistas llamados “montañas”.

Información práctica si quieres dormir en este “hotelito”

¿Como llegar a Siete Lagunas? Desde Trévelez, siguiendo las indicaciones que desde allí encontrarás. Son más de 1800 metros de desnivel a lo largo de 22 kilómetros. Si quieres más información puedes hacer click aquí

¿Qué hay que llevar para dormir en Siete lagunas? Lo suyo es llevar una tienda de campaña, esterilla y saco de dormir. Nosotros no llevamos material de primera, de hecho el fuerte viento descuajaringó un poquillo las tiendas. La marca Mammut tiene cosas muy chulas en cuanto a montaña y material de acampada. Si queréis echad un ojo a la web de Campz, que os puse arriba o bien si queréis más información aquí tenéis los artículos específicos de los que os hablo para tener un hotel de los buenos de verdad ;-)

¿Cualquiera puede subir hasta allí? Cualquiera no. La altura no discierne entre fuertes o débiles. El mal de altura puede darle a cualquiera. Lo mejor que puede hacerse es hacer al menos una noche en Trevelez con el fin de aclimatar. Beber mucha agua, ir mucho a orinar y mantener ritmo regular también serán claves para evitar mal de altura.