Islandia desde el aire en un increíble vuelo en avioneta

Hay pocos lugares y situaciones en el mundo donde te puedas sentir como yo me sentí aquel día subido a bordo de aquel vuelo en avioneta por Islandia. Y es que si a pie de terreno los paisajes ya de por si son increíbles, no sabéis lo que es poder ver desde el aire lugares como los del Parque Nacional de Skaftafell.

Glaciar Vatnajökull desde el aire a bordo de una avioneta

Desde un principio, presuponía que Islandia desde el aire iba a ser una experiencia potente, obviamente, pero jamás, jamás, que sería como resultó ser. Glaciares, ríos de lava petrificada, inmensas llanuras de hielo aún marcado por las cenizas, nieve y ríos helados de azul eléctrico.

Grietas de hielo y nieve del glaciar Vatnajökull

Conos de volcanes, placas de hielo gigantes, icebergs, torrentes de agua geotérmica y espectaculares montañas sobre las que rompían enormes olas de hielo que nos dejaron a mi y al grupo de japos con el que viajaba, completamente alucinados.

Graenalon Lagoon en Islandia

No os quepa la menor duda de que la experiencia de ver los paisajes de Islandia a vista de pájaro ha sido una de las cosas más alucinantes que he vivido en viajes. Por momentos, te sientes como debió sentirse Colón al llegar por primera vez a América. Pensad que muchas de las zonas que sobrevolamos rara vez habrían sido pisadas por el hombre debido a su terrible hostilidad. Lugares vírgenes y absolutamente inaccesibles. Uno se siente un intruso. Un “espectador voyeur de lujo” en un paraje de exclusiva propiedad de la naturaleza.

Montañas chocando contra el hielo del glaciar Vatnajökull de Islandia como si fueran olas

Una experiencia épica y que sin duda alguna, a mi juicio, una de las mejores excursiones que hacer en Islandia con la que espero que disfrutéis a través de este reportaje donde he querido plasmar los paisajes que aún tengo grabados a fuego en mis retinas.

img_grandes

3, 2, 1… ¡esto arranca señores!

O presento al bicho al que nos subiríamos para sobrevolar la parte sur de Islandia. Mola, ¿eh? Pues no veáis como se movía el condenado.

Vuelo en avioneta por Islandia

El interior no es que sea espacioso precisamente. No os imaginéis que vais a ir a pierna suelta :-D Se puede decir que aquello era una lata de sardinas con alas.

Interior de la avioneta con los paneles de mando configurados por el piloto

En un espacio que no llegaba a microbus, nos metimos 8 personitas contando con el piloto y copiloto. ¡Viva el calor humano! :-D

Diario de un Mentiroso en un vuelo en avioneta por Islandia

A prisa y con más nervios que el monitor de natación de los Gremlins, me puse el cinturón de seguridad, que de poco serviría en caso de que nos metiéramos una piña, y recé a todos los santos que en ese momento recordé. No hay que olvidar que jamás había volado en avioneta previamente, sí en helicóptero, pero nunca en un bicho de estos. De pronto, el motor arranca y el sonido de las hélices inunda el habitáculo. ¡¡¡Brummmmbrmmmmm!!! ¡Qué jaleo! Aquello se empieza a mover. Menudo bamboleo y todavía no estamos en el aire. El piloto encamina la pista mientras el sonido cada vez se hace más y más fuerte…!!! ¡Acelera y corre como el viento perdigón! Sonrisillas nerviosas de derecha e izquierda. Como de costumbre me cago en los aviones y sin comerlo ni beberlo… ¡voila! ¡Estamos en el aire!

Sobrevolando gigantescas llanuras de ceniza con las carreteras con coches circulando al fondo

¡Menuda sensación! Mira que me he subido a aviones… bueno, pues por primera vez sentí al 100% esa sensación de “estar volando” y “estar en manos de otro”. Se notaba perfectamente como se movía el bicho de izquierda a derecha cada vez que el piloto giraba los mandos. Entre tanto, tras la emoción de despegué, miré por primera vez por la ventanilla y… pfff… Dios mío.

Praderas junto al Parque Nacional de Skaftafell

No me hice una autofoto en ese momento porque no me salía nada más que mirar por la ventanilla pero os aseguro que mi rostro era de absoluta felicidad. Fijáos que sorpresa de paisaje. Qué jodida pasada.

Impresionante panorámica de glaciares desde el aire en Islandia

Los maravillosos paisajes de Islandia desde el aire. Qué maravilla.

Increíbles paisajes de hielo en Islandia

Boquiabierto “modo ON”: Islandia, ¡desde el aire!

Si de algo estaba seguro en ese momento es que sin duda alguna estaba frente a uno de los lugares más espectaculares del mundo y seguro que de Islandia.

El poderoso glaciar Vatnajökull desde el aire en avioneta o helicóptero

Pero, ¿de dónde narices ha salido esto? No paraba de preguntarmelo. Os juro que no podía creer lo que estaba viendo. En ese momento entendí porque los paisajes de Islandia son famosos en el mundo entero. Pero qué bonito por Dios.

Vuelo en avioneta sobre las montañas de Islandia recién nevadas

Para nada esperaba encontrar semejantes escenarios antes de subir a la avioneta. Sabía que el hecho de ver Islandia desde el aire iba a ser espectacular pero tanto como esto, no. Desde luego que no.

Espectacular cañón visto desde el aire en Islandia mientras es rodeado de hielo y nieve

Y es que, todos los que visitamos Islandia recorriendo únicamente el llamado círculo dorado, obviamos rincones del interior de Islandia de un grado de espectacularidad a-lu-ci-nan-te, como por ejemplo este: el maravilloso glaciar Vatnajökull.

Lava y glaciares en Islandia

Nada más y nada menos que el glaciar más grande de Islandía, segundo de Europa y que desde el aire… en fin. Repito, HACED CLICK Y VER LAS IMÁGENES EN GRANDE que merece la pena.

Glaciares con lava y ceniza desde el aire en Islandia

Hermosas montañas blancas. Como de algodón. Intactas. Ni una sola huella. Ni un sólo intruso. Tan sólo nosotros desde el aire :-)

Nieve por los cuatro costados que vimos desde la avioneta en Islandia

Y ahí en mitad de esas gigantescas llanuras de hielo y nieve

Gigantesca llanura de nieve con trozos de roca salpicadas por el horizonte. Una maravilla blanca de hielo

¡PUM! De pronto agua. Son los llamados Jökulhlaups, tal y como se les conoce en Islandia.

El glaciar Vatnajökull derritiéndose por la lava del interior de la tierra

Los Jökulhlaups son lagos y ríos de aguas torrenciales que se forman cuando entran en contacto la lava que se mueve en el interior de la tierra, con glaciares, momento en el que multitud de icebergs emergen del interior de la tierra, derritiendo el hielo y provocando estampas como esta. Ampliadla y flipad.

Gigantescos icebergs flotando en el agua vistos mientras volábamos en avioneta sobre ellos

Fueron muchos los ríos de aguas humeantes que encontramos sobrevolando en avioneta el glaciar Vatnajökull y sus alrededores.

Rios geotermales de hielo y agua caliente de Islandia que pudimos observar volando en avioneta por Islandia

Es acojonante pensar que bajo esas enormes lagunas de barro hay un auténtico infierno de lava y gases tóxicos. Que yuyu Dios mio.

Graenalon Lagoon en Islandia

Poder tomar estas fotografías de Islandia desde el aire estaba siendo un absoluto privilegio dado el nivel de inaccesibilidad de algunos de estos lugares.

Panorámica entre nieblas de Islandia al sobrevolar una cordillera montañosa en avioneta

Viendo las cicatrices de un 1783 apocalíptico

Lo que estábamos presenciando era el poder de la naturaleza en estado puro. De no ser por el ensordecedor sonido de la avioneta habría sido increíble escuchar el rugir del glaciar al ser derretido desde el fondo por la lava desde el interior de la tierra como queriendo emerger en forma de erupción. Qué pasada de lugar.

Impresionante panorámica desde la avioneta de Islandia

Pero para erupción, la que tuvo lugar justo en este lugar allá por el año 1783, donde estos paisajes de apariencia apocalíptica, fueron realmente el mismísimo infierno. Vamos, que este lugar no tiene esta pinta “porque sí”.

Impresionantes llanuras de lava negra bajo nubes desde el aire

¿El causante? Este que véis, el volcán Laki, cuyo nombre proviene del Dios Loki, Dios del caos, fuego y destrucción. Muy agradable.

Volcán Laki de Islandia

Esta zona que véis son las cicatrices de lo que allí ocurrió esos días.

Cicatrices del apocalípsis en Islandia tras la erupción de un volcán

No perdáis detalle y haced click en las imágenes para verlas a tamaño grande por favor. Fijaos que salvaje es la naturaleza. Qué poder.

Gigantescas grietas de lava y hielo vistas desde el aire en Islandia

Más de 130 cráteres abiertos con explosiones constantes de agua, ceniza, piedras y vapor de agua. De este volcán y los muchos cráteres que surgieron de la zona emergió una gigantesca nube tóxica de acido fluorhídrico y dióxido de azufre que cubrió Islandia durante 8 meses matando a 9000 personas y el 50% del ganado del país. Pobres ovejas.

Paisajes de Islandia desde el aire en avioneta

Vamos que la lió parda el volcancito de las narices hasta el punto de que en Reino Unido bautizaron al Verano de 1783 como el “Sand-Summer” debido a la cantidad de ceniza que cayó del cielo sobre ellos. Podéis imaginaros a los niños haciendo castillitos de arena junto al BigBen. Una monería.

Rios de agua geotermal

Pero este infierno no se quedó sólo aquí en Islandia. Cuando os digo que este lugar era el jodido infierno voy en serio. La nube de gases tóxicos provocada por este lugar, llego a Europa, convirtiéndose en una de las mayores catástrofes medioambientales de la historia con una hambruna que hizo que murieran 6 millones de personas.

Paisajes de Islandia desde el cielo en avioneta

Esto que os cuento lo sé ahora, pero de haber sabido en ese momento estaba volando sobre el que fue uno de los lugares más peligrosos mundo… ejem… “de corbata”.

Rios de agua sobre ceniza al borde de un glaciar en Islandia

Contrastes de una experiencia inolvidable

De las sensaciones que más me llevaré de aquellos 40 minutos de vuelo sobre Islandia es la de haber podido vivir de primera mano esa sensación de cambiar de un clima a otro en cuestión de 30 segundos así como de paisajes absolutamente antónimos.

Panorámica aérea de Graenalon Lagoon

De pronto cruzábamos increíbles llanuras de nieve bajo un sol espectacular…

Maravillosa colina repleta de nieve en Islandia

Que cruzábamos un cortina de nubes para dar paso a valles encantados bajo el hielo y el serpenteo de algún tímido rio de aguas geotermales.

Una de las alas de la avioneta mientras sobrevolamos una cordillera helada en Islandia

Al rato, otra vez, nueva cortina de nubes, pero en este caso, para dar paso al sol y los colores de gigantéscos campos de lava desde el aire. Como un cuadro abstracto. Brutal.

Campos de lava en el sur de Islandia

Y del color de las tímidas praderas sobre la lava a la fuerza del hielo en llanuras glaciares que parecían haber sido hechas en 3D. Jamás había visto un paisaje así.

Hielo del glaciar Vatnajökull

Montañas chocando contra glaciares como en si se tratase de un oleaje congelado.

Cordillera montañosa junto al glaciar Vatnajökull el más grande de Europa

Y de nuevo los desiertos. Desiertos blancos. Gigantescos desiertos de hielo que parecían querer retorcerse sobre si mismos a lo largo de kilómetros y kilómetros repletos de grietas y agujeros. Increíble.

Gigantesca llanura de hielo

Y de los desiertos de hielo… a los desiertos de ceniza. Amontonada como el legado de esas enormes columnas de fuego y polvo volcánico que en ocasiones durante meses, rodearon Islandia.

Paisajes de ceniza en Islandia vistos desde las alturas

Aquí le tenéis, las llanuras de ceniza del Parque Nacional de Skaftafell como si se tratase de una enorme desembocadura de cenizas y arena.

Despegando en avioneta desde el Parque Nacional de Skaftafell en Islandia

Fueron 45 minutos que en más de una ocasión me llevaron a dejar la cámara en el suelo de la avioneta, mirar por la ventanilla y decirme a mi mismo: “Tío, pero qué cojones es esto. ¿Esto es real? ¿Puede existir algo tan alucinante?”.

No se si fue más mi sorpresa que la belleza del lugar. No tengo ni idea. Lo que sí que estoy seguro es que yo acabé alucinado y que desde luego, el hecho de volar sobre Islandia en avioneta o en helicóptero, ya sea de un modo u otro, desde luego que lo recomiendo ya que es un país hecho para ser contemplado a vista de pájaro.

Preciosas montañas nevadas en Islandia vistas a bordo de una avioneta desde el aire

Si queréis disfrutar de más fotografías que no aparecen en este post, no dudéis en ir a mi album flickr y allí encontraréis muchas más ;-)