Houston, tenemos un problema

houston

Realmente no es ni siquiera necesaria esta entradilla a tan fantástico vídeo ya que él solito habla por si mismo, pero, los momentos previos a él no fueron grabados y así de paso, el contároslo os pone un poco en situación…

Era el primer día de caminata en el camino de Santiago, terminamos de comer en el albergue de Portomarín unas pastas de sobre que habíamos comprado el día anterior en Sarria y después de lavar los platos, recoger un poquito las mochilas y hacer una cazaría de moscas protagonizada por Miguel Angel… este mismo, me advierte de  que necesita liberar a Willy. Para quien no entienda o sea cortito, también podemos referirnos a este acto como: “dar de comer al Sr. Roca”, “hacer unas pinturitas” o en casos de tripa suelta “dar el sarampión al vater”, useasse, que se cagaba vivo. En ese momento algo me dijo que tenía que acompañarle y esperar en la puerta. Y así fue, le acompañé y me sente en un polletito que había junto a la puerta y a los 10 minutos aproximadamente… Oigo una voz que venia de dentro del cuarto de baño en el que estaba Miguel Angel que reclamaba mi presencia: “Migueeeee…! Migueeee..!!”, me acerco a la puerta, le pregunto que qué sucede e inmediatamente me responde, “Houston, tenemos un problema”…