La cuba de perseo

estrellas2

Todo estaba pensado para que el fin de semana del 11 y 12 de Agosto del presente año, 8 personillas pasaran una agradaaable estancia en Granada que constaría de su llegada al Camping de Purches (carretera de Sierra Nevada) alrededor de las 8 de la tarde, contemplaríamos la lluvia de estrellas desde las pistas de borreguiles (evento organizado por Sierra Nevada Verano) y al día siguiente ruta al Veleta por el sendero Rojo de la Virgen de las Nieves… hasta aquí, todo teoría, pero la realidad fue otra bastante distinta…

16 horas del día 11 (hora supuesta de salida hacia Granada), mi querido amigo Juanramon me llama diciendo que aún están haciendo compras en el mercadona de Plaza de armas (para las comidas del camping) y que aún no ha hecho la maleta, por motivos indeterminados. Mientras tanto M.Angel llega a mi casa y Sofia espera en la calle hasta siguiente aviso.

Tras aproximadamente 1hora después de la acordada, si mis cálculos son correctos, llegamos en mi coche y el de diana al mercado de San Gonzalo desde donde empezamos a meter maletas y otras cosas que nose si llamarlas maletas (caso del equipaje de Miguel Angel que parecía un super rollito de primavera de metro y medio por medio metro de ancho). Con el coche a reventar d moscas del mercado de san gonzalo y Juanramon y Miguel Angel discutiendo sobre que cámara de las suyas es mejor, empieza nuestra andadura a lo que yo ya empezaba a sospechar que iba a ser una catástrofe… Yo delante y Diana detrás con el corsita, nos dirigimos a la Calle Diego Martinez Barrio para recoger a Sofia (la pobre por poco echa raizes en el suelo de la calle de tanto esperar). Se sube a modo relampago y tomamos rumbo dirección A92 ya con 1 hora y 30 min de retraso de la planificada. Todos os preguntareis que qué mas daría llegar con 1 hora y media de retraso no? Bueno pues decir que la importancia de la llegada no es otra que llegar con suficiente luz como para montar las tiendas de campaña y viendo la hora que era y que aun estabamos en Sevilla… montar las tiendas se convertiría en una autentica odisea.

El camino se hace un tanto insoportable con la música de miguel angel pero a la vez ameno gracias a las continuas discusiones de este con Juanra acerca del Dogma de Fe de las palabras de Juanramon a la hora de hablar, que hacian que jorge y yo nos partieramos el carajo. De repente nuevo imprevisto en el camino… al coche de diana se le esta cayendo un retrovisor. Paramos en Archidona (pueblo de parada obligada siempre que vamos a granada por un motivo u otro) donde nos separamos, quedándose ellas en un punto del pueblo y nosotros en otro, momento que aprovechamos para hacer una estiradita y miguel angel contar el chiste del hombre Clin.

Retrovisor

Diana y Julia con el retrovisor con fixo jaja

Los 3 mosketeros

Diana consigue reparar el retrovisor poniendo cinta aislante y fixo a punta pala para retomar nuevamente el camino. Por el camino empezamos a ver espesas nubes en la sierra de malaga y todo daba que pensar que en Sierra Nevada pudiera estar igual. Nueva discusión de miguel angel y juanramon acerca d la dinamica de movimiento de las nubes en la zona de montaña jajaja.

Llegamos a Granada provincia y al pasar por Santa Fe, Miguel Angel propone lo que se suponia iba a ser un atajo en la carretera por la salida d Santa Fe – Sierra Nevada. Me paso la salida y pillamos la siguiente que nos lleva a otro pueblo donde atravesamos un bosque galeria y perdemos casi otro cuarto de hora en buscar el camino correcto preguntando a lugareños de elevada edad. Yo ya no sabia si partirme el culo o ponerme a llorar pero finalmente cojemos de nuevo el camino que nos devuelve al mismo sitio de partida y tras un rato empezamos el ascenso por la carretera de Sierra Nevada.

Bosque galeria

Nada bueno veíamos desde el coche… nubes negras de lluvia cubrian el veleta y apenas nos quedaban 45 min de luz. Por fin llegamos al desvío, Km. 16 de la carretera de sierra nevada, tomamos un giro de 180º a la derecha y por un caminillo de 3 metros de ancho empezamos a circular por una carretera de trazo serpentino rodeada de espesa vegetación, momento que aprovechamos para bajar las ventanillas y hacer fotos, con la mala suerte que al subir estas, por poco se cae la cámara de juanramon por la ventana y este se queda sin mano en el intento de sacarla.

Sin apenas luz y embajonados por las nubes que nos impedirian el ver las estrellas esa noche, llegamos al camping El Purche… Rápidamente nos bajamos y nos dirigimos a la “recepción” del camping, que no era recepción, era una tasquilla de montaña con 4 viejos en corrillo a la entrada y un parguera al mando que te atendia detrás de la barra, que mas que hacerte la reserva del camping parecia que te estaba tomando nota de las raciones y medias raciones que ibas a tomar.

Aquello no me olia muy bien del todo (en todos los sentidos) y mis sospechas se confirmaron cuando el parguera nos comunico que el camping no era de acampada libre, sino que estaba dividido en parcelitas donde meteriamos 1 coche y una tienda. En ese momento decidimos ver 1º las condiciones de las parcelas y tras un paseillo por el camping vemos que son mini parcelas donde si apenas cabía 1 coche y una tienda para 2 personas, como íbamos a meter 2 coches y 3 tiendas!!!!.

Aquí empiezan los problemas.

Ya sin luz la idea camping quedaba descartada por el tema del montaje de las tiendas, espacio de las parcelas, etc… y el bajar a Granada a dormir era absurdo por el tema de que no habíamos ido a hasta allí solo a pasar la noche, la idea era ver la lluvia de estrellas en un lugar único en la península debido a la altitud, por lo que decidimos subir a probar suerte a los albergues de Sierra Nevada (Inturjoven y Universitario). A medida que subimos vemos como las nubes se van retirando como por arte de magia (momento en el que miguel angel y juanramon vuelven a discutir sobre la dinamica de movimiento de las nubes en montaña) y a su vez la oscuridad absoluta se apodera de la carretera, mientras abajo vamos dejando una bonita estampa de granada y la incertidumbre de la situación se apodera de nosotros.

Granada desde las alturas

Primera llegada al albergue universitario, primeras sensaciones: 10º grados y sensación térmica de -5º por el grandísimo viento, altitud 2500metros. Atención al primer tortazo de la noche, me bajo del coche a preguntar, entro en el albergue y veo a una pandilla de grandullones suecos tirados en unos sofás, no hay personal del albergue a la vista y me decido a preguntar a una señora de aspecto español, que finalmente resulta no ser española y con un gesto de “vete al carajo chaval” y un léxico desconocido para mis oídos, pero que sonaba muy mal, acabo pensando que me he metido en un manicomio mas que en un albergue. Todos pasaban de mi 3 kilos y es entonces cuando me meto en el comedor y veo a un personajillo que decia ser de mantenimiento, le pregunto y me dice que esta completo.

La primera en la frente.

Salimos entre risas nerviosas esperando tener sitio en el albergue de sierra nevada. En ese momento confiaba en que allí si habría sitio puesto que es un albergue que esta bastante bien, es muy grande y… bueno, explicando la situación al personal de allí seguro que un hueco habría para nosotros. La media noche se acercaba y las nubes se dispersan por completo quedando un cielo limpio y espectacular. Emprendemos camino a la salvación hacia el Albergue de inturjoven a ritmo y compañía (Jorge) de Indiana Jones jajaja y lo que como ya habíamos dicho se suponía que era el camino a la salvación se convierte en el camino a la perdición. Llegada, y segunda en la frente, ALBERGUE CERRADO POR VACACIONES. Nooooo!!!!!! Una extraña mujer de difícil acento y rostro difícil de ver, que en el interior del albergue se encontraba, fue la que nos lo comunicó, xo la muy asquerosa no nos quiso hacer el favor de entrar. 1000 posibles soluciones se nos pasaron por la cabeza pero ninguna válida: montar la tienda allí (imposible porque no se podía clavar en el suelo), desistir e ir a granada (camino en valde y de locos a esas horas), buscar alojamiento en pradollano (para ricos y prácticamente pueblo fantasma en verano), arrojar a Miguel Angel por un barranco, etc… y en ese momento, un vacío mental en cada una de nuestras mentes dio lugar a una serie de actos surrealistas por parte de cada uno, que me dejaron pasmado. Mientras yo grababa en video la situación, miguel angel se pone a ladrar, imitar a un rebaño de cabras, y a buscar contactos con un walkie por la zona…; jorge llama a amigos suyos de granada para buscar soluciones, ramon se pone a ver videos de la mascara y a robar Wifi por la zona para encontrar alojamiento, diana a comer y yo mientras, me estaba meando y mi vejiga no duraria mucho mas.

El frio, el incesante viento, el hambre y la oscuridad absoluta nos rodeaban, que hacer? Pues si, solo a nosotros se nos ocurre en un momento así decidir subir al supuesto observatorio que según miguel angel estaba mas arriba del albergue universitario.

Sin dudarlo y con las ideas bastante claras volvemos a subir en dirección albergue universitario para una vez alli continuar por la carretera hasta un puesto militar de montaña desde el que no podríamos cruzar puesto que a partir de ahí la carretera se encontraría cortada por una barrera. Una vez alli encontramos a bastante gente y la primera sensación al bajarnos del coche fue como si acabara de salir de chipiona a las 3 de la tarde, para meterme en el polo norte. Lo primero que hice fue ponerme el forro polar y envolverme en las que se suponía iban a ser las sabanas del colchón que traía para la tienda de campaña y una vez que ya estaba un tanto arropado pero no por ello abrigado convenientemente, miro a mi alrededor e inconscientemente comienzo a hacer comparaciones entre la gente de alrededor y nosotros. Pantalones largos de nieve, botas de montaña, abrigos con capucha hasta la cara, palos, mantas y sillas… y nosotros?? Jajajaja Juanramon en calzonas, jorge igual, chanclas, unas cortinas de la casa de diana, sabanas viejas y el rollito de primavera de miguel angel.

Grupo 1

Panorama absurdo

Jorge con las cortinas de Diana

Jorge con las cortinas de Diana

Miguel intentando reliarse en las cortinas

Miguel intentando reliarse en las cortinas

Vaya caritas en la oscuridad y Miguel Picolo

Vaya caritas en la oscuridad y Miguel Picolo jaja

Una vez alli aplicamos el Carpe Diem, sin pensar en donde dormiríamos y pasaríamos la larga noche que aun nos esperaba, y ayudándonos de linternas, empezamos a protegernos del frío con lo que pillábamos para empezar lo que sería la observación de las estrellas, pero entonces, Inma y Sofia proponen comer antes de emprender camino nuevamente. Y asi fue, con los coches aparcados junto al puesto militar, nos dirigimos a los bajos del edificio buscando algun tipo de cobijo contra el fuerte aire que azotaba la zona. Y fue alli donde junto a mi fiel compañero Miguel Angel, un aura de luz ilumino nuestras mentes (la farola del puesto militar) dando lugar a la que sería la anécdota de la noche. Una cena a la cubana… Resulta que el puesto militar estaba en obras y aun tenia unos andamios puestos, se encontraba iluminado y era el lugar perfecto para cenar, y… no solo eso, lo más importante era que justo a su derecha, reposaba como caída del cielo una hermosa cuba de metro veinte de altura y sin nada en su interior que invitaba a todo aquel que se encontrara en similares circunstancias a las nuestras, a meterse en ella para cenar y así evitar los fuertes vientos que en una noche como esa y a una altura de 2500 metros serían naturales.

Momento Cuba

Momento Cuba

Al principio hubo ciertos recelos a meterse en ella, logico y evidente, pero fue al meternos unos pocos y comprobar que dentro de ella menguaba considerablemente el aire hasta casi hacerse nulo, cuando todos acabamos dentro de ella para completar una noche redonda. Y así fue, con algunos bocadillos, jorge y juanra a base de onzas de chocolate y unas bolsas de patatas, miguel angel hablando con su abuela narrándole lo bien que estaba el camping, mi hermana y diana acurrucadas entre sabanas y sacos de dormir, inma y sofia flipando y yo comiéndome mi bocata de pollo y jamon mientras grababa la escena, donde puedo decir que vivi un momento único donde los haya junto a mis amigos. Fue terminar de cenar, y al salir… sorpresita! Un amiguete nos estaba haciendonos una visita, si señores, un Zorro. Mi querida diana lanzo un trozo de bocadillo que fue bastante para ser olfateado por nuestro amigo que no dudo en aproximarse a él y hacerse ver por nosotros.

Zorro

Pasado el momento zorro, ya sin Sofia e Inma que no quisieron seguir por el frio y se quedaron en el coche (lógico y normal), continuamos ya a pie por la carretera en busca de un claro o zona donde cobijarnos del viento y empezar a ver perseidas en un cielo que no había visto en mi vida. Como dijo miguel angel, mareaba mirar al cielo de tanto puntito, la vía Láctea parecía una nube debido a su espesor y hasta la estrella mas pequeña se hacia ver aquella noche sin luna que convertía al cielo en algo más espectacular.

Poco a poco fuimos adentrándonos en la espesura de la oscuridad y el fuerte viento nos hacia más difícil aún la subida a “algún sitio” donde poder contemplar las estrellas. Finalmente llegamos a un punto donde decídimos parar ya que habia un pequeño desnivel que haría de protección contra el viento ya que este no nos permitía ni movernos. Bueno pues fue en ese momento, en medio de la oscuridad absoluta, en la montañita y sin saber dónde estabamos exactamente, ni que teníamos alrededor cuando Miguel Angel decide perderse dando un alegre paseo. A grito pelao y con la ayuda de la linterna de minero de Jorge emprendimos la búsqueda de miguel angel. La cosa era no separarse y juanramon decidió adentrarse a buscar. No pregunteis cómo pero el migue logró ver a Juanramón y estos continuaron el camino por su cuenta buscando “el observatorio”. Mientras nosotros nos quedamos en el punto en el que nos separamos y decidimos tirarnos en el mismo asfalto a ver las estrellas (de ese modo anulábamos el aire ya que comprobamos que si nos tumbábamos por completo no habia apenas aire) y es entonces cuando sucede el siguiente momento surrealista de la noche. Descripción de la situación: Jorge linterna de minero, cortinas que cubren sus piernas a modo faldita, diana y julia envueltas en sabanas de matrimonio y yo con una toalla de playa y una mochila que hacia de almohada, tirados en medio de una carretera mirando al cielo yyyyyy…. Jaja, en ese momento una agradable familia decide toparse con nosotros de manera fortuita alucinando con la situación y sin saber exactamente que éramos.

Por temor a que las vacas (que según nos dijeron merodeaban por la zona) nos aplastaran sin que nos dieramos cuenta, decidimos ponernos de pie e intentar ver donde andaban estos cafres y en eso que vemos a lo lejos un flash de cámara de fotos en lo alto de la montaña y posteriores fogonazos de linterna y es entonces cuando nos miramos los unos a los otros y decimos: no puede ser. Al rato llamada de miguel angel y gran noticia que nos comunica. Las cosas parecen ir mejor! Tenemos cobijo y hemos encontrado el observatorio! Se esta de escándalo y hay hasta 2 notas durmiendo. Yo eufórico me imagino un panorama que transmito a mis compañeros de campamento base inmediatamente y que posteriormente, y como comprobaremos…, nada tenia que ver con nuestras ideas de “observatorio”. Miguel Angel y Juanra nos dieron indicaciones de cómo llegar y sin problemas siguiendo la carretera en la que habíamos estado tirados continuamos recto hasta que les vimos con las linternas. Una vez ahí divisamos un risco y en lo alto efectivamente una edificación de dudosa estabilidad y difícil acceso. La subida fue un poco chunga: mucho viento, cargados con sabanas y atuendos de diversa índole, iluminación por fascículos y mi hermana con inicios de ataque de nervios por la altura. Una vez arriba vemos un butrón en la pared del observatorio y una puerta lapidada y es entonces cuando el plato fuerte de la noche hace aparición. Entramos en el maravilloso observatorio y lo primero que veo es la urgente necesidad de que ese sitio sea apuntalado ya que el techo parecía que el cualquier momento se fuera a venir encima. Puertas reventadas, pintadas por todos lados, un olor que echaba para atrás y efectivamente, una pareja de seres extraños tirados con 2 sacos de dormir en una de las habitaciones de aquel lugar. La situación no acompañaba mucho y nos metimos todos en la sala del telescopio. Un rotor del año de la polca (años 70) que iba a engranajes y poleas movía la cúpula oxidada del observatorio y una escalerilla (q estos mamones subieron en el primer ascenso) que conducía a una barandilla de 1 metro que pendía sobre un precipicio y q rodeaba la cúpula, era lo que había en esa habitación (ni que decir tiene que miguel angel y juanramon la subieron y allí fue donde se hicieron las famosas fotos que vimos desde abajo y comprobaron la “estabilidad” del lugar).

Pasillo del observatorio

Pasillo del observatorio

Miguel angel subiendo por la escalerilla

Miguel Angel subiendo por la escalerilla

Finalmente, tras una discusión acerca de nuestras intenciones a corto plazo de qué ibamos a hacer en ese instante, decidimos abandonar aquel lugar, momento en el que vivimos todos una desagradable situación. Ataque de panicus – vertigus de mi hermana… Se quedó paralizada en plan garrote y una serie de templekes le hacian perder el equilibrio, finalmente entre 3 logramos bajarla de aquel lugar pero la altitud y la falta de oxigeno le hicieron pasar un mal momento ya que entre el vertigo que ya tenia y el asma se lió la marimorena.

Al bajar pude tachar de mi lista la segunda de las cosas que hacer antes de morir (la primera el momento cuba), y no era otra que mear en la montaña a mas de 2500 metros a las 5 de la mañana con una toalla liada al cuello mirando las perseidas.

Preparamos un chiringuito curioso en la base del risco del observatorio ya que sin quererlo ni beberlo encontramos el mejor y parece que único lugar sin viento de la zona, gracias a que los vientos venian en gran parte (no todos claro) desde el observatorio, y este, nos cobijaba de la mayoría.

Buenos momentos pasamos y buenas estrellas vimos gracias al rollito de primavera de miguel angel que nos ayudo a proteger nuestros riñones de las duras piedras del terreno. Juanramon se apresuro a bajar a por las 2 mozas que reposaban en el corsita de diana y casi ni olio el firmamento y a eso de las 6 de la mañana recibimos la visita de algo que se acercaba lentamente y que en principio creímos que era juanramon. Con mas miedo que 7 viejas, 2 siluetas se aproximan hacia nosotros en silencio sin ver quienes eran ni que querían, nos pillamos unas piedrecillas por si las moscas y al ver la situación dantesca que estabamos protagonizando (rollito primavera, sabanas and company) en ese momento desviaron su rumbo y subieron al observatorio (otros locos).

La bajada a los coches fue dura. No he pasado mas frio en mi vida, y mira tu por donde, en agosto. Un viento… madre mia, yo creo q mas de 100km/h seguro, xq el viento me sostenia y es q no me caia si me dejaba caer hacia delante. Apenas si oia al migue y juntos, pegaos el uno al otro, protegidos por el rollito de primavera y los 2 con los pelos a lo Ace Ventura conseguimos bajar pokito a poco. Jorge como tiene experiencia en rodajes como “La última cruzada” no tuvo problemas, y mi hermana y diana bajaron entre sabanas como 2 fantasmas sierranevadisticos.

Y este ha sido el final del primer capitulo de sierra nevada…

Bocadillo de jamón: 3€
Gasolina: 10€
Colchoneta de los chinos: 2€
Quedarte sin alojamiento con 8 amigos en sierra nevada a las 10 de la noche y acabar cenando en una cuba a 2500 metros de altura, no tiene precio.

Segunda parte “El reventaero”…