Calabazas gigantes

calabazas gigantes

Como si del hada de la cenicienta se tratara, un buen día Miguel Angel apareció con la loca idea de plantar una variedad de calabaza gigante que puede llegar a pesar hasta 500 kilos. Pues bien, después de meses de cultivo, las semillas que pidió por ebay, se han convertido en unas hermosas calabazas de 30 kilitos, que aunque distan bastante de los 500 kg que nos prometían, no dejan de ser unos bicharracos de categoría.

Y es que la cosa va de cultivo gigante, porque hace unos años también se presentó en mi casa con un calabacín de 7 kilos con el que estuvimos abastecidos de crema de calabacín hasta navidad.

Aquí os he dejado una fotillo de Miguel Angel en situación híbrida entre Brokeback Mountain, la casa de la pradera y Granjero busca esposa; mas abajo otra en la que se puede observar el grandísimo tamaño de nuestra amiguita.

¿Cómo te dio por plantar calabazas?
Porque es un clásico americano muy conocido, pero aquí apenas se ve, por otro lado el tamaño descomunal que se logra da una gran satisfacción personal y produce gran asombro.

Imaginemos que quiero cultivar esta monstruosidad, ¿por dónde empiezo?
Necesitas unos 20m2 de tierra y las semillas, que por ebay es fácil encontrarlas con el nombre de “Dills Giant Atlantic” que son las más recomendables, ya que son certificadas por un granjero apellidado Dill de mucha fama en estados unidos debido a su especialización con estas calabazas

¿Requieren algún cuidado especial?
Salvarlas de la humedad del suelo para que no se pudran y del sol directo para que no pierdan agua.

¿Porque 30 kilos y no 500?
Ha sido tardía por problemas con la polinización, por otro lado, la tierra no tenía demasiados nutrientes y los que tenía eran procedentes de estiércol, por lo que no ha podido crecer lo que debía.

¿Qué vas a hacer con ella?
Comérmela en forma de crema o en almíbar.

¿Qué será lo próximo?
De momento intentar cuadruplicar el peso el año que viene

Lo dicho, ante la crisis, grandes remedios!